Odebrecht tenía una oficina para gestionar los sobornos en el Perú y en otros países

Confesión. Las coimas se pagaban a través de cuentas que pasaban por paraísos fiscales o en efectivo, en mochilas o maletines, entregados en el lugar indicado por el sobornado.

Confesión. Las coimas se pagaban a través de cuentas que pasaban por paraísos fiscales o en efectivo, en mochilas o maletines, entregados en el lugar indicado por el sobornado.

La constructora brasileña Odebrecht había creado una compleja estructura financiera secreta para manejar y pagar los sobornos dentro y fuera de Brasil. Esto incluye los pagos a funcionarios gubernamentales en el Perú.

PUEDES VER: Buscan Acuerdo Nacional para dialogar pero no solo por la crisis

La existencia de esta organización paralela a la contabilidad oficial de la constructora, descubierta por los fiscales brasileños en junio pasado, fue admitida por Odebrecht al firmar el acuerdo de colaboración con Estados Unidos.

Esta estructura operaba desde el 2001 y recientemente se había constituido en la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, descrita en el referido acuerdo, como una sección independiente que funcionó como un "departamento de sobornos". Tenía oficinas en Miami.

Empleado 1

En el acuerdo de colaboración con Estados Unidos hecho público la semana pasada no se identifica a los responsables de este sistema secreto. Solo se indica que era manejado por el "Empleado 1" y "Empleado 2" de Odebrecht. En el Perú, los sobornos fueron gestionados por el "Empleado 6".

"Empleado 1" se encargaba de aprobar los pagos de coimas propuestos por la División de Operaciones Estructuradas y el "Empleado 2" de gestionar los pagos en efectivo, a través de los colaboradores llamados "doleiros".

Este sistema secreto manejaba un fondo creado con dinero que Odebrecht sacaba de su contabilidad y transfería a una red de empresas ficticias y cuentas secretas en paraísos fiscales.

Entre estas empresas ficticias aparecen Smith y Nash Engineering Company, en Islas Virgenes, Arcadex Corporation, en Belice y Golac Projects and Construction, también con sede en Islas Vírgenes.

Mochilas y maletines

Las coimas se pagaban a través de transferencias bancarias, para lo que pasaban por hasta cuatro escalas en paraísos fiscales antes de llegar al beneficiario final.

En otros casos los pagos eran en efectivo, para lo que se utilizaba a los "doleiros". En esta modalidad el dinero se entregaba en maletines o mochilas en el lugar indicado por el beneficiario o por sus intermediarios.

La división de Operaciones Estructuradas se manejaba "en las sombras" a través de dos programas informáticos: el sistema MyWebDay, con base en Suiza para registrar los pagos, y un sistema llamado Drousys, para las comunicaciones entre los funcionarios que coordinaban el pago de las coimas.

MyWebDay le permitía controlar los pedidos de pagos, procesar las transferencias y controlar el presupuesto oculto. Además, con ese programa se podían generar unas hojas de cálculo con el nombre del funcionario corrupto que recibía el dinero, identificado solo con un apodo, el responsable de la negociación y la contraseña para anotar los realizados.

El sistema de comunicación permitía a los integrantes de estructura comunicarse las transacciones, con correos electrónicos seguros y mensajes instantáneos, con nombres en código y claves.

Este sistema financiero oculto permitía manejar millones de dólares para pagos a partidos políticos, funcionarios y candidatos de grupos políticos para asegurarse ventaja e influencia a la hora que se decidiera la entrega de los contratos de obras públicas.

El fiscal Hamilton Castro y los otros representantes del Ministerio Público han solicitado a Brasil información al detalle que permita identificar qué directivos de Odebrecht intervinieron en los pagos de sobornos en el Perú.

Información base para poder interrogarlos y saber quiénes fueron los peruanos sobornados por Odebrecht.

Claves

Según la congresista Marisol Espinoza, el problema con Odebrecht está en que montos de las adendas son superiores al primer contrato; y dijo que existe la versión de que 'Barbudos' que aparecen en agendas de Nadine Heredia serían funcionarios de esa empresa.

El Consejo de Defensa Jurídica, presidido por Julia Príncipe, formará un equipo especial, dirigido por el procurador anticorrupción Amado Enco Tirado, para investigar los sobornos de Odebrecht.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO