Esposa de comunero muerto en Las Bambas: "Aquí estoy, en lo alto del cerro, esperando justicia"

Tambobamba. Antonia Huillca, esposa del comunero Quintino Cereceda, quien murió el viernes en un enfrentamiento policial, veló el cuerpo de su compañero en el escarpado lugar por más de treinta horas sin que apareciera el fiscal para levantar los restos.

Tambobamba. Antonia Huillca, esposa del comunero Quintino Cereceda, quien murió el viernes en un enfrentamiento policial, veló el cuerpo de su compañero en el escarpado lugar por más de treinta horas sin que apareciera el fiscal para levantar los restos.

Con una afonía que delata todo su llanto al verse de pronto sin el compañero de su vida, Antonia Huillca Challco alcanza a decir en quechua: “Aquí estoy, sentada, en lo alto de este cerro, junto al cadáver de mi esposo. Ha muerto, lo han matado, ha encontrado la muerte en estos cerros, esos soldados lo han baleado”, y se quiebra de dolor.

PUEDES VER: Un nuevo caso de cobro de cupos envuelve a partido de PPK

Toma valor y le pide al presidente Pedro Pablo Kuczynski que le ayude a encontrar justicia. “Qué haré ahora para educar a mis tres hijos”, lamenta esta mujer iletrada y quechuahablante, como era Quintino Cereceda Huisa. Junto a cerca de cuatrocientos comuneros, Antonia ha velado a su esposo desde el viernes 14, en que perdió la vida por un impacto de bala en la cabeza durante un enfrentamiento con la Policía.

Cereceda Huisa no era dirigente sino un simple comunero. Se acercó al ver la arremetida policial contra la comisión de 15 vigilantes que controlaba el paso de los camiones de la minera Las Bambas, al igual que todos los pobladores de las cuatro comunidades. Salieron a tratar de defenderlos de la agresión. En esas circunstancias recibió el impacto. Eran cerca de las tres de la tarde.

Por más de treinta horas el cuerpo de Quintino ha permanecido sobre un pedregal del escarpado cerro, protegido del sol con un pequeño toldo, en espera del fiscal para efectuar el levantamiento del cadáver.

Al mediodía de ayer, en el Ministerio del Interior informaron que el fiscal Rodolfo Mamani y un equipo de la Dirincri de Abancay estaban a punto de volar en helicóptero para dirigirse al cerro Huapanquiyocc, jurisdicción de la comunidad de Choquecca-Antiocc.

A las tres de la tarde, el alcalde del Centro Poblado Menor de Choquecca, Timoteo Noa Huisa, supo que el vuelo se había retraso y calculaba que arribaría sobre las cinco de la tarde. Pasada esa hora, el burgomaestre nos comunicó su desazón.

“No hay nada, nos han mentido. Así es en nuestra provincia, lamentablemente ya no hay justicia para los pobres. Esta noche más amaneceremos aquí por culpa de estas autoridades”, lamentó Noa, quien es sobrino del comunero fallecido.

En tanto, en el Ministerio del Interior señalaban que el fiscal ya no iría en helicóptero sino por tierra. A las nueve de la noche, en un comunicado, este portafolio informó que también viajaban miembros de la Defensoría del Pueblo y del Ministerio de Justicia, y que llegarían a la zona aproximadamente a las 11:30 de la noche. Indicó que un sector de la comunidad se oponía a que fiscales de Cotabambas realicen la diligencia, por lo que convocaron a representantes de Abancay.

El alcalde del centro poblado manifestó que tras el levantamiento del cadáver marcharán hacia la provincia de Cotabambas en una movilización.

“Iremos con su cuerpo para hacernos escuchar y buscar justicia porque ha sido brutalmente asesinado”, anotó.

Presencia del premier

Los dirigentes de la provincia de Cotabambas acordaron exigir la presencia del premier Fernando Zavala y del ministro del Interior, Carlos Basombrío, para que atiendan las demandas de las cuatro comunidades que protestan contra la minera MMG Limited.

Timoteo Noa recordó que desde hace cuatro meses los comuneros de Choquecca, Allahua, Pumamarca y Quehuira están pidiendo dialogar con la minera y el gobierno nacional para llegar a un acuerdo sobre el uso de la carretera comunal por donde la operadora de Las Bambas saca en camiones encapsulados los minerales que extrae. Los comuneros piden que la empresa pague una compensación económica por el uso de la vía comunal.

Explicó que esa carretera fue construida para dar paso a la población entre Huanquiri y Pamputa, mas no para la actividad minera. Agregó que la compensación es para remediar los perjuicios que les ocasiona el paso continuo de vehículos pesados, cuyo tránsito no autorizaron.

De no ser atendidos en esta demanda, las comunidades de Choquecca, Allahua, Pumamarca y Quehuira insistirán con el bloqueo de la vía, según refirió Noa.

Investigación y medidas efectivas para evitar muertes en conflictos

El dirigente de la comunidad de Allahua, Alejandro Agüero, denunció que en la protesta del viernes fue detenido el comunero Justo Huillca Challco y llevado a la comisaría de Tambobamba. Allí, según el dirigente, el comunero fue agredido con brutalidad por los agentes del orden.

Sostuvo que hay otros dos campesinos heridos por impacto de bala en sus extremidades. Se trata de Jhon Quispe Huillca y Yovana Gregoria Chuquipalla.

El congresista Richard Arce (FA) llamó a la calma y pidió una exhaustiva investigación para hallar a los responsables del pésimo manejo del Ejecutivo ante los reclamos de las comunidades por el proyecto Las Bambas.

Amnistía Internacional también se pronunció por una investigación y pidió al Gobierno tomar medidas efectivas para evitar la muerte de personas en conflictos sociales.

Víctima

Comunero. Quintino Cereceda Huisa, de la comunidad de Choquecca.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO