Un joven inexperto es clave en los negocios de los Fujimori

Hombre de confianza. A sus 22 años y sin antecedente empresarial conocido, Hiro y Kenji Fujimori le confiaron parte del manejo de Limasa (hoy IGL) y de otras dos empresas. Sin embargo, detrás de él hay un colaborador del reo de la Diroes  .

Hombre de confianza. A sus 22 años y sin antecedente empresarial conocido, Hiro y Kenji Fujimori le confiaron parte del manejo de Limasa (hoy IGL) y de otras dos empresas. Sin embargo, detrás de él hay un colaborador del reo de la Diroes  .

Daniel Yovera, Jorge Weston y Edmundo Cruz

Un joven de 22 años de edad jugó un rol fundamental en el notable ascenso económico que logró en apenas dos años la empresa de bandera de los hermanos Hiro y Kenji Fujimori, Logística Integral Marítima Andina (Limasa), hoy denominada Integrated Global Logistics (IGL).

PUEDES VER: PPK protesta por censura, pero no va por Cuestión de Confianza

Entre los años 2012 y 2014, aquel joven sin experiencia empresarial conocida se convirtió en un protagonista central de cada una de las decisiones que los hijos de Alberto Fujimori adoptaron para lograr acceder a ligas comerciales de mayor nivel.

Inclusive, de acuerdo con minutas, escrituras públicas y actas de juntas de accionistas obtenidas para este reportaje, el joven llamado Vladimir Alexeis Ortega Vidal participó en el momento decisivo en que Limasa consiguió asociarse con una transnacional japonesa del transporte y la logística aérea, terrestre y marítima: Sankyo Corporation Inc.

Pese a su juventud, Vladimir Alexeis Ortega Vidal aparece formalmente convertido en un personaje imprescindible en los negocios de los hermanos Hiro y Kenji Fujimori.

Podría suponerse que fue reclutado por los Fujimori en razón de su talento para los negocios, pero aquí entra en escena el padre del muchacho quien desde los años 90 –como lo vamos a detallar mañana en la segunda parte de este reportaje– es un estrecho colaborador de Alberto Fujimori.

Un veloz ascenso

En junio pasado, desde estas mismas páginas, revelamos cómo Limasa y sus empresas vinculadas, Inversiones Perú Japón SAC y FM Capital Partners SAC –también controladas por los Fujimori– aplicaron de manera reiterada y efectiva un mecanismo de aumento de capital denominado “capitalización de créditos”. Se trata de una forma de pago de deudas con emisión de acciones a favor del acreedor, de tal modo que este se convierte en accionista y socio de su deudor.

A Limasa no le prestó dinero ningún banco, sino sus empresas vinculadas. Es decir, los Fujimori se prestaron a sí mismos.

En aquella oportunidad revelamos que la última gran operación de ese tipo ocurrió en la mitad del 2014, cuando Limasa absorbió a Inversiones Perú Japón SAC, asumiendo de ese modo una millonaria deuda que esta había adquirido en apenas semanas con Sankyo Corporation.

Lo que ocurrió después fue un veloz canje de parte de esa acreencia (US$ 1.5 millones) por un paquete de acciones en la almacenera, que convirtió a Sankyo Corporation en accionista y socio de Limasa. Así fue como capital japonés ingresó a la compañía estrella de los Fujimori y le permitió dar el salto al mercado asiático.

Como señalamos en esa oportunidad, en agosto del 2014, con el acuerdo cerrado, Kenji y su socio Marco Ynaba Reyna viajaron a Tokyo para encontrarse con Hiro y su socio norteamericano Daniel Scott Matson y sellar la alianza en una ceremonia presidida por los jerarcas de Sankyo.

Vladimir no viajó pero su protagonismo era indudable.

En la primera parte de aquella entrega del caso Limasa-Alinsa, dimos cuenta de la participación de Vladimir Ortega en el entramado de los emprendedores negocios de Hiro y Kenji Fujimori.

Los pasos claves

Vladimir Ortega Vidal tiene hoy 27 años. Su ficha del Reniec reporta como su domicilio una vivienda en la avenida Túpac Amaru, en Comas, pero no vive allí. Actualmente estudia Administración con mención en Dirección de Empresas, una carrera de tres años del Programa de Profesionalización de Adultos de ESAN.

Su experiencia empresarial previa es la empresa Orviseg SAC (Ortega Vidal Vigilancia y Seguridad) que fundó con su señora madre en la ciudad de Tarma, a los 19 años de edad. Según Sunat, el negocio se encuentra hoy de baja.

No se conoce el momento exacto en que fue reclutado por los hermanos, pero aparece por primera vez en mayo del 2012, con la fundación de FM Capital Partners, una empresa cuyos socios son Hiro y el norteamericano Daniel Scott Matson, de quien dimos cuenta en mayo pasado cuando señalamos que en la última campaña electoral, siendo asesor corporativo de la japonesa Sankyo, arribó al Perú y visitó en la Diroes a Alberto Fujimori por tres horas.

En esta investigación hemos podido contabilizar la participación de Vladimir Ortega en once actos societarios, entre el 2012 y 2014, sea como gerente general o representante de Limasa, de Inversiones Perú Japón y de FM Capital Partners.

De todos esos actos, seis son fundamentales, porque permitieron a Limasa incrementar su capital paulatinamente hasta convertirse en socia de Sankyo, la gigante nipona (ver infografía).

En junio del 2012, con 23 años recién cumplidos, Vladimir Alexeis ya era gerente general de FM Capital Partners, propiedad de Hiro Fujimori y Daniel Scott. El 28 de ese mes la junta general de accionistas de Limasa capitalizó una deuda de S/ 424,809 contraída con FM Capital. Producto de esta decisión, el capital de Limasa ascendió a S/ 1’416,029.

El mes siguiente, 31 de julio, los socios de Limasa decidieron un nuevo aumento de capital por S/ 1’451,191, producto del ingreso de FM Capital al accionariado. Por esa movida, la almacenera incrementó su capital a S/ 2’867,220. Ortega también fue parte de la junta.

En mayo del 2014, los Fujimori y sus socios fundaron la empresa Inversiones Perú Japón SAC y pocos días después designaron a Vladimir Ortega como gerente general. Estaba a punto de cumplir 25 años.

El mes siguiente, 30 de junio, la junta de accionistas de Limasa aceptó la renuncia del gerente general, José Antonio Begazo Bedoya, y colocó en su reemplazo al joven Ortega.

Fue el mismo día que decidieron el paso previo a la internacionalización, o sea, la absorción de Inversiones Perú Japón, también representada por Ortega Vidal.

El mismo Ortega suscribió las actas como secretario de la junta y, posteriormente, él mismo elevó la minuta respectiva ante la Notaría Paíno.

Al día siguiente, 1 de julio, hubo una nueva junta para decidir la famosa capitalización de deuda con Sankyo Corporation y su ingreso a la sociedad como tercer accionista de importancia, por debajo de Hiro, Scott y Kenji. Nuevamente, Ortega estuvo allí en representación de Inversiones Perú Japón y de FM Capital Partners y nuevamente ofició de secretario de la reunión.

Cambio de nombre

El 8 de mayo del 2015, meses después de concretada la más importante operación financiera del grupo empresarial, los socios de FM Capital, Hiro y Scott, acordaron modificar los estatutos de la razón social ante la atenta mirada del gerente general, Ortega.

El 22 de mayo de ese mismo año ocupó el asiento de FM Capital cuando los socios de Limasa decidieron cambiar el nombre del negocio almacenero por el de Integrated Global Logistics (IGL).

A juzgar por los hechos, la confianza depositada en el joven Vladimir es alta. Pero no solo le confiaron el manejo de esas tres empresas sino también el de otras dos compañías hasta hoy desconocidas: FT Holding SAC y Alpha One Hotels SAC.

Dos nuevas firmas

FT Holding es una empresa dedicada a diversos negocios, que fue creada en enero del 2013 por los hermanos Carlos y Miguel ‘Miki’ Torres Morales, quienes en el acto fundacional designaron a Vladimir Ortega como gerente general.

Según documentos obtenidos en esta investigación, los propietarios de este negocio son Hiro Fujimori y el japonés Takechi Takanobu, con la mitad de acciones cada uno.

Su sede es el número 568 de la Av. Carlos Eizaguirre, Los Olivos, en donde también funcionan oficinas de Limasa.

Alpha Ones Hotels también fue constituida por ‘Miki’ Torres en febrero del 2013, para negocios hoteleros. Opera en la misma oficina de la avenida Eizaguirre y su representante es, de igual modo, el joven Ortega Vidal.

El gerente general de esta empresa, Marco Ynaba, es el socio principal de Kenji Fujimori y uno de los visitantes de Alberto Fujimori en la Diroes.

Los negocios de Hiro y Kenji Fujimori son variados y no se los confían a cualquiera. La importancia de Vladimir Alexeis Ortega Vidal, su protagonismo y su estrecha colaboración tienen una razón de ser, que será revelada mañana.

Mediante llamadas telefónicas y e-mails, los autores de esta nota solicitaron una entrevista con los socios del Estudio Torres & Torres Lara y con Vladimir Ortega, pero los intentos fueron infructuosos.

Preguntas sobre Limasa aún no son respondidas

Las capitalizaciones de deudas que hemos referido en este informe, así como los que revelamos en la edición del 19 de junio (informe "Cómo la almacenera de los Fujimori se transformó en socia de una firma nipona"), contaron con la asesoría legal del Estudio Torres & Torres Lara, cuyos socios son Carlos y Miguel Torres Morales. Este último, actual congresista de la República por Fuerza Popular, se encuentra  con licencia en el buffet.

Para este informe se le remitió un correo electrónico a Carlos Torres, el 6 de diciembre, solicitándole una entrevista y señalándole los puntos a tratar.

Anteriormente, antes de la publicación del informe de junio, los mismos periodistas, además de Laura Grados, de Utero.pe, remitimos correos a Carlos Torres el 17 de mayo y 11 de junio, con preguntas detalladas sobre los aumentos de capital y pedido de sustento de los préstamos que se habrían hecho las empresas de los Fujimori. En ninguna ocasión nuestro pedido fue acogido.

Torres dijo que las empresas están bien constituidas y bajo constante supervisión por las autoridades. 

(Con el apoyo de Proética)

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO