Trujillo: teniente y siete suboficiales investigados por presunto robo agravado y secuestro

Permanecen en calabozos de complejo policial San Andrés bajo orden de detención preliminar. Integrarían la organización criminal Los Elegantes de Trujillo.

Policías son investigados por intervención a un empresario minero en la urbanización El Golf. Foto: Studio 96
Policías son investigados por intervención a un empresario minero en la urbanización El Golf. Foto: Studio 96
LR Norte

La mañana del martes 13 de julio, en un operativo policial realizado en coordinación con el Ministerio Público de La Libertad, fueron detenidos el teniente PNP Edwin Moisés Cruz Chagua (32), el superior brigadier PNP Arabel Santos Purizaca Satornicio (53) y los suboficiales PNP Rogger Junior Chilcho Morales (34), Grecia Alejandra Bravo Galarreta (27), Yali Alberto Pelaez Diaz (25), Víctor Eduardo Ruiz Valderrama (29), Joel Isaías Curo Baca (21) y Joe Anderxon Leo Atalaya Asuncion (19).

La orden de detención judicial preliminar de los efectivos policiales en actividad fue ordenada por el Tercer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria de Trujillo, a cargo del juez Eduardo Medina Carrasco.

El mandato contempló el allanamiento con descerraje de las viviendas de los acusados, registro personal y domiciliario, incautación e inmovilización de objetos de interés para la investigación.

Para el operativo denominado ‘Plan Rastrillo 2021’ se movilizaron 89 policías y 11 fiscales para poder atrapar a los investigados de presuntamente integrar una organización criminal autodenominada ‘Los Elegantes de Trujillo’ por cometer los delitos de robo agravado, secuestro, falsedad ideológica, omisión de actos funcionales, contra la tranquilidad pública, entre otros ilícitos.

Investigación

Los policías fueron detenidos por una intervención ocurrida el 5 de setiembre de 2020, cuando capturaron a un empresario minero y su acompañante en la intersección de las calles Las Camelias y Azahares, en la urbanización El Golf de Trujillo.

Según el hombre de negocios, le arrebataron 80.000 soles, aparte de romper la luna de su moderno vehículo con una enorme piedra.

Los agentes acusaron a los detenidos de ser dos escurridizos delincuentes que robaban en viviendas de la urbanización El Golf.

El agraviado denunció a los agentes por los delitos cometidos en la intervención, por lo que un fiscal emprendió las investigaciones y luego pidió detención preliminar al juzgado, que admitió el pedido y ordenó la captura de los ocho agentes.