Chiclayo: Formalizan pedido para cerrar botadero de Pampas de Reque

La República
28 Apr. 2019 | 09:29h

Informe de la DESA concluye que botadero representa un alto riesgo sanitario y ambiental. Alcalde de Reque advirtió que si la MPCh no toma acciones evaluarán iniciar acciones legales y de protesta.

La Municipalidad Distrital de Reque (MDR) solicitó formalmente a la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) iniciar el cierre definitivo del botadero de las Pampas de Reque, luego que la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA) emitiera un informe declarando de alto riesgo sanitario y ambiental su permanencia.

A través del oficio n.º 148-2019-MDR/A, el alcalde Julio Huerta Ciurlizza le explicó al burgomaestre chiclayano sobre 1) el impacto ambiental generado a la zona degradada de la jurisdicción (km 760-766 de la carretera Panamericana Norte) por el mal tratamiento de residuos y 2) el alto riesgo para la salud de la población expuesta al botadero de forma directa o indirecta.

PUEDES VER Solicitan la nulidad del contrato que firmó MPCh con Veolia por compactadoras

Según explicó la responsable de Gestión Ambiental de la MDR, Gloria Reyes Peña, diariamente las municipalidades de Chiclayo, José Leonardo Ortiz y La Victoria arrojan un promedio de 700 toneladas de basura en el botadero, lo que ha ocasionado la degradación aproximada de 400 hectáreas. Para la especialista, dicha situación ha creado condiciones insalubres en el entorno del hábitat como la contaminación del aire por la descomposición acelerada y la quema de residuos.

Alto riesgo

Ante esta situación, la DESA elaboró un informe técnico donde se anotaron los siguientes hallazgos: el botadero no cuenta con autorización ni control municipal, tiene una muy mala dispersión de residuos, no se observan señalizaciones ni advertencias, los recicladores no están formalizados, se observa quema de residuos y la dirección predominante del viento es a favor de las poblaciones cercanas.

Debido a esta situación, el órgano técnico de la Gerencia Regional de Salud estimó de alto nivel de riesgo la existencia del botadero, por lo que recomendó “inmediatamente dejar de arrojar residuos en este lugar”, además de “rehabilitar este pasivo ambiental”.

“En base al informe de la DESA hemos solicitado a la municipalidad de Chiclayo el cierre del botadero, porque es competencia provincial. Eso será todo un proceso porque se debe evaluar a dónde se va a arrojar (la basura); (sin embargo), existe desinterés de parte del municipio sobre este tema, porque se fue la Cooperación Suiza y no veo otra iniciativa”, señaló Julio Huerta.

Asimismo el alcalde distrital advirtió que si la MPCh no toma acciones inmediatas evaluarán realizar medidas de protesta e incluso iniciar acciones legales contra la comuna por colocar en riesgo la salud de la población. La República intentó comunicarse con la jefa de la Unidad de Residuos Sólidos de la MPCh, Adriana Ghersi, pero no contestó nuestras llamadas.

De otro lado, con el oficio n.º 158-2019-MDR-A, la comuna recana pidió al Ministerio del Ambiente (Minam) la declaratoria de emergencia de la disposición final de residuos sólidos del distrito de Reque, a fin de que se puedan realizar acciones para mitigar el riesgo. Según Gloria Peña, de aprobarse la solicitud el Minam construiría en las pampas celdas transitorias con geomembrana para mitigar el daño; mientras en paralelo se puede ejecutar un proyecto para la edificación de una planta de tratamiento de residuos sólidos.

Una alternativa para mitigar el daño ambiental

Para disminuir la cantidad de basura, a través del reaprovechamiento de materia orgánica, la Municipalidad Distrital de Reque viene construyendo una planta de compostaje, donde se recogerán residuos de mercado, camal, áreas verdes y viviendas para elaborar compost (abono).

Según la especialista, se crearán 50 camas composteras con una capacidad para almacenar 200 toneladas de materia orgánica, lo que reduciría en un 56% la cantidad de residuos sólidos arrojados al botadero.