Cusco: Padre soltero lucha por su hijo a pesar de los prejuicios de la sociedad

Luciana Cuentas
4 03 2019 | 23:11h

Hombre sale a trabajar a las calles de Cusco con una lliclla en la que carga a su bebé de dos años. A diario lucha contra los prejuicios de la gente y autoridades, que en más de una oportunidad lo han cuestionado por su condición de varón

Cusco. Para Wilfredo Nina Huaisa de 35 años resulta penoso que haya personas que cuestionan sus ganas de salir adelante con su hijo de dos años solo por su condición de varón. El hecho que salga a las calles cargando a su bebé en una lliclla le ha valido acusaciones incluso de aprovecharse del pequeño para sacar algo de dinero. 

Estos ‘malos pensamientos’ incluso llegaron de autoridades cusqueñas. El padre soltero natural de la provincia de Paucartambo contó que en varias oportunidades lo amenazaron y encerraron en oficinas con la intención de quitarle a su hijo Alexander de dos años. 

PUEDES VER: Cusco: aumenta el contagio de paperas de forma incontrolable

Wilfredo fue abandonado por la madre de su niño hace un año, desde entonces hace todo lo posible para sacar adelante a su pequeño hijo. Aprendió el papel de la mamá y ahora no podría estar sin su bebé. 

“Mi pequeñito no me suelta, por eso aprendí el papel de las mamitas. Como padre, yo sé a qué hora tiene hambre, a qué hora tiene sed. Yo valoro a las señoras que tienen hijos, no a las que los abandonan”, dijo a RPP.

Pero no ha sido fácil. A veces consigue trabajos eventuales por las mañanas y no tiene con quién dejar a su hijo. Usualmente su hermana lo ayuda, pero en otras ocasiones tiene que llevar a su bebé. 

PUEDES VER: Benavente confirmó que hospital Lorena empezará de cero en Cusco

Muchas personas lo conocen, lo ven recorriendo las principales calles de Cusco. Algunos le colaboran comprándole golosinas, pero otros piensan que se aprovecha del pequeño para lograr más ventas. Hasta piensan que es un secuestrador. La lucha contra los estereotipos es grande. 

“No solo las madres tienen la oportunidad de criar solas a sus hijos. Desde que me ha botado su mamá, yo no tengo vergüenza para caminar en la calle cargando a mi hijo… Hay muchos hombres como yo que trabajan para cuidar a sus hijos aquí en Cusco”, menciona.

SU SUEÑO

A pesar de los prejuicios Wilfredo continuará saliendo a las calles a trabajar, sueña con que su pequeño sea un gran profesional. Se ha rodeado de personas que atraviesan una situación similar a la de él y dice que si otros padres pueden sacar a 5 e incluso 7 hijos solos por qué él no.

Video Recomendado