RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Mundo

Informe de The Telegraph: “Chile (es) un ejemplo de lo que no se debe hacer”

El medio británico aborda la paradoja de Chile, cuyo programa de vacunación contra la COVID-19 se ve afectado por el alza de nuevos contagios.

La situación es especialmente crítica en cuatro regiones del país: Valparaíso, El Maule, O’Higgins y la Metropolitana. Foto: AFP
La situación es especialmente crítica en cuatro regiones del país: Valparaíso, El Maule, O’Higgins y la Metropolitana. Foto: AFP
Mundo LR

El medio británico The Telegraph ha publicado un informe para explicar por qué la pandemia sigue imparable en Chile, pese a que el país emprende un exitoso proceso de vacunación, único en Latinoamérica.

Escrito por el periodista Simeón Tegel, el reporte da cuenta de que los médicos chilenos han acusado al Gobierno del presidente Sebastián Piñera de “impulsar el gran aumento de casos de COVID-19 al reabrir prematuramente la economía”.

“Las infecciones diarias están rompiendo récords. Las camas de cuidados intensivos vuelven a escasear y un hospital, en la ciudad costera de Valparaíso, se ha quedado sin espacio en su morgue y ahora almacena cadáveres en los pasillos”, detalla la publicación del último sábado 3 de abril.

El alza es tan notoria que el Gobierno chileno anunció el cierre de sus fronteras durante todo abril, una medida que comenzará a regir del lunes 5. Con esos registros, el país sobrepasó el millón de infecciones (1.003.406) y alcanzó los 23.328 decesos registrados desde el primer caso detectado el 3 de marzo de 2020.

“Los expertos en salud pública ven ahora la experiencia de Chile como un ejemplo de lo que no se debe hacer en otros países que están aumentando el proceso de vacunación y esperan reabrir rápidamente sus economías, incluido el Reino Unido”, sigue el informe.

El Gobierno de Piñera, según el texto, “relajó las restricciones, desafiando las advertencias de los médicos, ya que el lanzamiento de la vacuna en el país se adelantó al resto de América Latina”.

Por ejemplo, creó un sistema de permisos para permitir a los chilenos viajar una vez más por el país, permitiéndoles tomar vacaciones de verano, y reabrió escuelas y fronteras. Sin embargo, al no “rastrear la afluencia de visitantes extranjeros”, el virus se extendió por todo el territorito, junto con las variantes de Brasil y Reino Unido.

A pesar del éxito del proceso de vacunación, “la inmunidad colectiva no puede llegar lo suficientemente rápido, particularmente para los profesionales médicos de Chile”, indica The Telegraph. “Aproximadamente uno de cada cuatro está actualmente de licencia, desgastado por un año de estar inundado por pacientes de COVID-19 desesperadamente enfermos”.

La situación es especialmente crítica en cuatro regiones del país: Valparaíso, El Maule, O’Higgins y la Metropolitana, donde se han alcanzado cifras récord de infecciones diarias en comparación con las registradas en la primera ola.

“El mundo entero está viviendo este grave rebrote del coronavirus (...) En Chile hemos sido duramente golpeados por esta re-embestida que tiene a nuestro sistema de salud al límite”, ha reconocido en un acto oficial el presidente Piñera.

Por un plazo inicial de 15 días, se prohibió la venta de bienes como vestuario y calzado en supermercados y se limitó a sólo dos los permisos de desplazamiento individual durante la semana, una medida criticada por el gremio del comercio. Esto se suma a una estricta cuarentena desde el fin de semana pasado para cerca de 16,5 millones de habitantes.

Chile investiga si alza de casos se debe a una nueva variante

El ministro de Salud, Enrique Paris, anunció el sábado 3 de abril que su equipo investiga si el desborde de contagios se debe a una nueva variante surgida en el país sureño.

Durante su conferencia, una periodista consultó si se puede hablar de una “variante chilena”, a lo que Paris replicó que el Instituto de Salud Pública “realiza permanentemente la secuenciación de muestras para pesquisar cualquier cepa o variante que determine aumentos en la cantidad de casos”.

“Nosotros estábamos haciendo 176 secuenciaciones a la semana. Para la próxima, gracias a la colaboración del Ministerio de Ciencias y varios laboratorios universitarios que se han adherido a esta búsqueda, vamos a secuenciar 500 muestras semanales para pesquisar cualquier cepa nueva o extraña que pueda explicar el aumento de casos”, precisó el alto funcionario.

La segunda ola comenzó en diciembre con la llegada del verano y se agravó a finales de febrero. Foto: AS

Se agrava la segunda ola en Chile

La segunda ola, que comenzó en diciembre con la llegada del verano, se agravó en marzo tras las vacaciones y, ahora, más del 83 % de la población se encuentra en cuarentena total, incluida al capital, donde viven más de 7 millones de personas y todos los comercios no esenciales permanecen cerrados.

Chile ha inoculado con una dosis a casi 7 millones de personas, lo que representa el 45 % de su población y lo sitúa como tercer país del mundo con más porcentaje de población vacunada.

“Nunca hemos subestimado la pandemia (...) Hemos cometido errores, pero los hemos intentado corregir”, aseguró Piñera.

El balance total desde inicios de la pandemia se eleva así a 23.677 muertos y más de 1 millón de infectados, de los cuales 42.794 personas se encuentran en etapa activa de la enfermedad y pueden contagiar.

Alza de casos en Chile: ¿qué se hizo mal ante el virus?

Contrario a lo que se veía el año pasado, en días recientes Chile ha sumado 7.000 infecciones en varias ocasiones. Para Soledad Martínez, profesora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del país, hay dos hipótesis sobre qué falló para alcanzar esta situación, aunque matizó que no hay evidencia suficiente para asegurarlo.

Primero, la aparición de las variantes P.1 (detectada en Brasil) y B.1.1.7 (hallada en Inglaterra) que se han confirmado como más infecciosas. “Generan un cuadro más grave, entonces pudieran eventualmente ser las causales”, apuntó a este diario.

“En segundo lugar todo este bombo que se le dio a la vacunación, que fue una buena noticia porque Chile lo hizo muy bien, pero provocó una relajación de la población y también de las medidas, de la comunicación de riesgo y por lo tanto la gente se relajó y hubo más contagios”, aseguró Martínez.

Con información de EFE y AFP.