'Beso francés', vía de contagio de la gonorrea según estudio científico

En Australia una reciente investigación determinó que los besos profundos también son conductores de enfermedades de transmisión sexual (ETS). 

En Australia una reciente investigación determinó que los besos profundos también son conductores de enfermedades de transmisión sexual (ETS). 

Los besos apasionados son una demostración de amor y deseo; sin embargo, esta práctica, común entre las parejas, puede generar enfermedades. Así lo demostró un estudio científico en Australia sobre los 'besos franceses'.

Investigadores australianos descubrieron que los besos profundos, que se dan con la lengua, pueden causar gonorrea. De modo que esta enfermedad de transmisión sexual (ETS) no solo se contagia por esta vía como antes se pensaba.

El estudio científico publicado por la revista Sexually Transmitter Infections reveló que los besos franceses pueden ser una forma de transmitir gonorrea orofaringea u oral, según informó el análisis recogido por el Washington Post. 

"Los besos pueden ser un factor de riesgo importante y descuidado para la gonorrea orofaríngea: un estudio transversal en hombres que tienen sexo con hombres" se llama la investigación que, al ser realizada en un centro de salud sexual de Australia, por ahora es de tipo observacional.

El equipo coordinado por Eric Chow, del Centro de Salud Sexual Carlton de Melbourne en Australia, tenía la hipótesis de que la transmisión de la gonorrea podía tener otra vía de contagio, es decir, a través de la boca con besos con lengua, con o o sin relaciones sexuales de por medio.

La investigación es importante para la comunidad científica debido a que la transmisión de la gonorrea de garganta a garganta había sido subestimada. "Nuestros resultados sugieren que besarse, con o sin sexo, puede ser un factor de riesgo para la gonorrea orofaríngea", aseguran los científicos.

El centro de salud recopiló información de los usuarios del recinto, en su mayoría hombres homosexuales y bisexuales, quienes completaron una encuesta sobre sus prácticas sexuales  en los últimos tres meses. Estas fueron clasificadas en besos sin sexo, sexo sin besos y besos con sexo.

En total se estudiaron los datos de más de 3 000 hombres, de los cuales el 6% de los participantes dieron positivo en las pruebas de gonorrea oral. Los científicos encontraron que los encuestados tuvieron un promedio de cuatro parejas de sólo besos, cinco parejas de besos con sexo y una relación de sólo sexo.

Aquellos participantes con mayor número de parejas de sólo besos y parejas con las que se besaban durante el sexo tenían un mayor riesgo de dar positivo en las pruebas de gonorrea, según el estudio.

Debido a que el estudio científico se practicó en solo un país a modo de muestra, los hallazgos pueden no ser aplicables en otros lugares. Lo mismo sucede con las parejas heterosexuales, pues no fueron objeto de la investigación. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO