EN VIVO - Juramentación de Pedro Castillo: sigue la previa de su asunción como presidente del Perú

Vacunación avanza entre dosis perdidas y pico de decesos diarios por COVID-19

Milagros Berríos,Ángela  Valdivia,

No llegan. En Lima y provincias hay protestas por demoras. Foto: Jorge Cerdán/La República
No llegan. En Lima y provincias hay protestas por demoras. Foto: Jorge Cerdán/La República

Crisis. En un solo día se reportaron 252 muertes, la cifra más alta en la segunda ola. Según expertos, esto se debe a las variantes, reuniones familiares, fiestas COVID y colapso del sistema de salud. En Tacna se investiga la sustracción de cuatro dosis y una dañada.

Publicidad

La crisis continúa. La segunda etapa de la vacunación al personal del sector Salud arrancó ayer en medio de uno de los picos más altos de decesos diarios por Covid-19 y de los primeros casos de “pérdida” de dosis.

La cifra de fallecidos del último miércoles ha sido la más alta en lo que va de la segunda ola: 252 decesos reportados por el Ministerio de Salud (Minsa).

Según el analista de datos Jesús Gamboa, a inicios de diciembre pareció que comenzaría un incremento en las defunciones; no obstante, en la segunda quincena, estas oscilaron entre 50 y 70 al día.

Sin embargo, el panorama cambió a mediados de enero cuando las muertes empezaron a superar las 100 diarias e incluso en la tercera semana se llegó a 200 fallecimientos. “Ahora la curva está vertical. Cuando uno saca promedios cada siete días (se puede observar que) siguen subiendo. Estos últimos días se han elevado bastante”, asegura.

Así, hasta ayer, el promedio semanal era 207 decesos por día, mientras que la semana pasada era 184. “Y esto solo es covid confirmado. Hay otro grupo de sospechosos y personas que fallecen por no ser atendidas en los hospitales”, agrega.

Para el epidemiólogo Antonio Quispe, este aumento va de la mano con el crecimiento acelerado de los contagios producto de las personas que viajaron antes de que se dicte la cuarentena y que trasladaron las nuevas variantes del virus a varias zonas del país. A ello se suman otros factores como la fase 4 de la reactivación económica, las cenas familiares, las fiestas covid de Año Nuevo y el eventual colapso del sistema sanitario.

Esto último se evidencia con la mayor demanda de camas UCI, así como el desabastecimiento de oxígeno, lo que incluso ha obligado a que cientos de personas viajen de Lima hacia otras ciudades para comprar este recurso ahora tan escaso.

En medio de ello, el Perú ya reporta 44.489 defunciones confirmadas, según el Minsa. De estas vidas, al menos, 443 eran de médicos y enfermeras.

Cerca del 90% de avance

Sus colegas y el resto de trabajadores del Minsa, EsSalud, FFAA, PNP y clínicas tienen que concluir su inmunización con el lote de 700.000 dosis de la vacuna china de Sinopharm, cuya inoculación comenzó ayer.

Con el primer lote (300.000 dosis), más de 124 mil trabajadores de la salud han recibido una aplicación, lo que equivale a un 88% hasta el cierre de esta edición. Regiones como Junín y Áncash reportan más de 100% de avance, aunque aún hay reclamos por los padrones.

Al respecto, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, dijo que esto se dio porque había profesionales no registrados dado que trabajan de manera independiente. “Ya tenemos el padrón completo, ningún personal queda afuera”, dijo en el hospital Arzobispo Loayza, donde ya se usa el segundo lote y se prevé culminar con la inmunización el próximo miércoles.

Asimismo, un total de 62.910 dosis partieron ayer hacia otras 12 regiones. La Libertad recibió las 7.994 dosis de este segundo lote. No obstante, a su llegada, el gobernador Manuel Llempén refirió que no habían recibido el padrón para comenzar con la inoculación y que ese lote no alcanza para cubrir a sus más de 25 mil profesionales.

Similar fue la reacción en Ayacucho, con 4.746 dosis. El cargamento también llegó a Moquegua, Arequipa, Cusco, Lambayeque, San Martín, Puno, Ucayali, Ica y Tacna.

Denuncias y pérdidas

En esta última; sin embargo, la Contraloría ha detectado los cinco primeros casos de “pérdida” de vacunas destinadas a la primera línea. “Hubo una pérdida de cuatro vacunas, o sea una sustracción, y otra más siniestrada. Esto ha sido comunicado al Ministerio Público y las autoridades regionales”, refirió el contralor Nelson Shack.

Según la Diresa, esto se detectó el fin de semana en el hospital Hipólito Unanue, donde se dijo que de 881 dosis recibidas, 660 ya fueron administradas, 220 aún no, hay 1 siniestrada (ampolla se rompió) y 4 extraviadas.

A esto se suman denuncias como las del personal del hospital Edgardo Rebagliati, de EsSalud, que acudió ayer para recibir la dosis del segundo lote, pero se les informó que recién se llevaría a cabo hoy. Según un comunicado, esto respondía al retraso en la distribución de la segunda entrega del ente rector.

Esta postergación no fue comunicada al cuerpo médico del hospital III de Chimbote, según su presidente Edgar Valenzuela, quien denuncia que pese a ser uno de los principales de la región, hasta ayer no habían recibido ni el primer ni el segundo lote de vacunas para inmunizar a 1.275 trabajadores. “El primer lote llegó hace 11 días y se repartió incluso a clínicas que no atienden covid, pero no llegó aquí”, concluyó.

Claves

Según Antonio Quispe, la ciencia recomienda usar respiradores (KN95, N95, FFP2 o similares) o doble mascarilla (tela sobre una quirúrgica).

La Procuraduría Anticorrupción de Tacna formuló denuncia por el delito contra la administración pública ante la pérdida de las dosis.

Infografía - La República

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.