Chorrillos: Cae banda criminal que cobrara cupos en obras de construcción civil

Richard Concepción Carhuancho fue el juez a cargo de la operación que logró la captura de los delincuentes que se hacían pasar como miembros del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Chorrillos.

Richard Concepción Carhuancho fue el juez a cargo de la operación que logró la captura de los delincuentes que se hacían pasar como miembros del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Chorrillos.

La madrugada de este martes, agentes de la División de Investigaciones de Alta Complejidad de la PNP emprendieron un megaoperativo en el que lograron capturar a 14 presuntos integrantes de la organización criminal “Las Hienas del Morro”. La banda integrada por hombres y mujeres extorsionaba a empresas constructoras para luego cobrarles cupos bajo amenazas de muerte. La investigación fue fruto de 18 meses de investigación y fue ordenada por el juez Richard Concepción Carhuancho.

La organización liderada por José Nicolás Castillo Paz alias “cebolla” operaba en los distritos de Chorrillos, Miraflores, Surco, Ate Vitarte y otros de Lima Metropolitana. Él se hacía pasar como dirigente del Sindicato de Construcción Civil para cobrar cuotas y sueldos de “trabajadores fantasmas” que los mismos delincuentes obligaban a contratar a los empresarios. Se sabe que además descontaban el sueldo de los obreros que trabajaban en la obra controlada por la organización criminal. El sujeto fue detenido de inmediato.

“Castillo Paz, como dirigente general del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Chorrillos y Anexos, aprovechaba para coaccionar a las empresas constructoras y cobrarles cupos a cambio de que puedan empezar o continuar sus actividades en ese rubro dentro del distrito de Lima Metropolitana.”, dijo una fuente policial.

Los delincuentes serán investigados por los delitos Contra el Patrimonio en la modalidad de Extorsión, Delito Contra la Tranquilidad Pública en la modalidad de Organización Criminal y otros delitos conexos en Lima Metropolitana.

Fueron en total unos 444 efectivos policiales quienes con el apoyo de la Fiscalía lograron allanar los inmuebles en los que además se capturó a Luis Alberto Andrade Castillo. Este operaba como uno de los cobradores de cupos. 

La banda operaba de tal forma que hasta tenían su propia administradora. La encargada manejaba el dinero de la red criminal y supervisaba que los cobros que solicitaban a los empresarios sean depositados tal como ellos ordenaban. 

En este duro golpe a las mafias de extorsión se incaturaron municiones, una laptop, teléfonos celulares, chips, memorias USB, tarjetas de crédito y diversos documentos vinculados al caso.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO