Por US$ 2,6 mllns, Álvarez dio obra a Odebrecht

La República
26 Feb 2019 | 16:00 h

Coima En Áncash. Exgobernador regional César Álvarez autorizó un adelanto de materiales por S/ 155 millones antes de comenzar la obra. Además, sobrevalorizaciones y extensiones de plazo. Todo por el pago de US$ 2,6 millones en cuenta en Hong Kong.

César Álvarez, el exgobernador de la región Áncash, perdió el habla. Antes, en las audiencias del juicio que se le sigue por negociar con la brasileña Odebrecht la construcción de la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis, siempre levantaba la voz e interrumpía a los testigos. Pero ayer agachó la cabeza y se quedó sin más que decir, evidentemente derrotado.

Esto pasó en la tercera audiencia consecutiva en la que la jueza Nayko Coronado Salazar escuchó a un testigo de la fiscalía hablar cómo se pagó la coima de 2,6 millones de dólares que Álvarez recibió de Odebrecht.

PUEDES VER: Constructora brasileña pagó coima a Álvarez vía offshore

Se trata del colaborador eficaz 02-2017, quien habló desde el Perú, a diferencia del testigo protegido 01-2017 y el colaborador eficaz 03-2017, que declararon la semana pasada, vía teleconferencia, desde la ciudad de Curitiba, en Brasil.

Al ser interrogado por el fiscal Elmer Chirre, el colaborador 02-2017 indicó que el acuerdo entre Álvarez y el exsuperintendente de Odebrecht Jorge Simoes Barata no solo otorgaba la obra a la constructora brasileña por el pago del 2,5% del valor total, sin IGV, sino que le otorgó una serie de ventajas al desarrollar el proyecto.

Adelanto de materiales

Así, en virtud de este acuerdo –dijo el colaborador eficaz–, se cometieron una serie de irregularidades, como un significativo adelanto de pago de materiales por 155 millones de soles, más un adelanto directo de unos 80 millones de soles, por una obra valorizada inicialmente en 404’826,001.90.

Eso suponía que el gobierno regional de Áncash pagó casi el 60% de la obra antes de que se empezara su ejecución, lo que otorgaba a la construcción una importante liquidez y un significativo ahorro bancario.

El pago de adelanto de materiales, que se ejecutó seis días después de que Odebrecht firmara el acuerdo con el gobierno regional, el 22 de diciembre del 2010, convenció a la empresa que trataba con Álvarez, pese a que en ese momento este se encontraba de licencia, postulando a la reelección.

PUEDES VER: Áncash: revelan que Álvarez exigió el pago de un diezmo para viabilizar Chinecas

De acuerdo con el artículo 188 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado, el adelanto de materiales se paga luego del inicio de las obras, lo que recién sucedió el 8 de febrero del 2011.

Encuestas

El gobierno regional de Áncash –recordó el colaborador eficaz– pagó el adelanto de 155 millones 32 mil 296,59 soles el 28 de diciembre del 2010. "Nadie paga un adelanto de material de esa manera, era indudable que detrás se encontraba César Álvarez", enfatizó el testigo.

Agregó que cuando los emisarios de Álvarez empezaron a negociar con Odebrecht, esta autoridad regional se encontraba de licencia, postulando a la reelección. Entonces, la constructora encargó una encuesta y verificó que tenía alta aceptación popular y era evidente que sería reelegido.

Así, días después de aprobarse el pago del adelanto, los emisarios de Álvarez se reunieron con los representantes de Odebrecht, en el café Starbucks de Miraflores, para exigir el pago del grueso de la coima.

Odebrecht aceptó de inmediato. Para entonces, ya no tenía dudas de que negociaban con Álvarez. El monto principal de la coima se pagó entre enero y febrero del 2011.

Olivio Rodríguez Junior, identificado como 'Migolino', uno de los operadores de la caja 2 de Odebrecht, dispuso que de las cuentas de las offshore Innovations Meinl y Klienfeld Meinl, en el Meinl Bank, en Antigua, se hicieran los pagos.

PUEDES VER: Odebrecht: otro colaborador participa desde Brasil en juicio contra César Álvarez

En total, se hicieron cuatro transferencias de US$ 2,4 millones a la cuenta de la offshore Cirkuit Planet Limited, en Hong Kong, China, que manejaba la gente de César Álvarez. Anteriormente, Odebrecht ya había realizado pagos menores, a través de contratos simulados con Dirse Valverde y José Luis Cavassa Roncalla, por US$ 160,322.83 y US$ 51,903.11.

Pagos innecesarios

En virtud del acuerdo, a lo largo de la ejecución de la obra –dijo el colaborador 02-2017–, Álvarez aprobó diversos pagos que incrementaron el costo de la carretera a 559 millones 322 mil 708 soles, un 38,16% adicional al presupuesto inicialmente previsto.

Verán otros casos en Áncash

Las declaraciones del testigo protegido 1-2017 y los colaboradores eficaces 03-2017 y 02-20917 también se utilizarán en otras investigaciones y juicios en Áncash durante la gestión de César Álvarez.

Estas declaraciones fueron obtenidas en el caso La Centralita. Ahora también servirán, por ejemplo, en el juicio que se sigue a Álvarez por la sobrevaloración del expediente técnico del Proyecto Especial Chinecas, que se otorgó al consorcio SISA por S/ 5'272,900.

Un colaborador declaró que Martín Belaunde pidió a Odebrecht una coima del 10% del valor del proyecto Chinecas para adjudicarles dicho proyecto de irrigación.