Bolsonaro llama a destrucción de Amazonía “la misma bobada”, pero informe lo desmiente

La deforestación en la Amazonía creció por tercer año seguido desde que el líder ultraderechista asumió el Gobierno, según el Instituto Nacional de Estudios Espaciales (INPE).

El aumento de la deforestación en el período 2020-2021 pone en cuestionamiento la promesa de Brasil de eliminar la deforestación ilegal para 2028. Foto: Composición LR
El aumento de la deforestación en el período 2020-2021 pone en cuestionamiento la promesa de Brasil de eliminar la deforestación ilegal para 2028. Foto: Composición LR
Mundo LR

Tras su viaje a Emiratos Árabes, Bahrein y Qatar, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró sin ningún sustento que las noticias sobre la posible desaparición de la Amazonía por la creciente deforestación y los múltiples incendios son falsas y propagadas por brasileños que quieren afectar la imagen del país y espantar las inversiones.

“Si la deforestación tuviera las proporciones que están diciendo, la Amazonía ya sería un desierto”, afirmó el líder ultraderechista en una transmisión en directo que hizo por redes sociales al regresar a Brasil.

PUEDES VER: Brasil: abuelita vendió todas sus cosas para cumplir su sueño de viajar por el mundo

Bolsonaro minimizó los datos alarmantes sobre la destrucción de la mayor selva tropical del mundo un día después de que el propio Gobierno informara que la Amazonía brasileña perdió 13.235 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal entre agosto de 2020 y julio de 2021, la mayor área degradada para un período de doce meses en los últimos 15 años.

El aumento de la deforestación en el período 2020-2021 pone en cuestionamiento la promesa de Brasil de revertir esta tendencia y eliminar la deforestación ilegal para 2028, tal como se comprometió en la última conferencia de la ONU sobre el cambio climático, la COP26.

El presidente brasileño destituyó hace semanas a Ricardo Osorio, director del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), por divulgar que la parte brasileña de la Amazonía ha perdido más de 3000 kms2 de área boscosa desde que Bolsonaro asumió. Foto: Twitter

En aquella cumbre de Glasgow, se presentó un informe que sostenía que la Amazonía “está en un punto de no retorno y puede convertirse en un desierto”. Ante esa crítica situación, Jair Bolsonaro aseveró que “se trata de la misma bobada de siempre. Es una noticia patrocinada por brasileños que trabajan contra el país, ahuyentan inversiones y generan muchas dificultades económicas”.

PUEDES VER: Padre buscó por 26 años al asesino de su hija y logró que lo detuvieran

Tala e incendios

La tala en la parte brasileña de la Amazonía en el último año fue en un 21,97%, superior a la de 2020 (entre agosto de 2019 y julio de 2020), cuando abarcó 10.851 kilómetros cuadrados, y no era tan elevada desde la registrada en 2006 (14.286 kilómetros cuadrados), según los datos divulgados el jueves por el estatal Instituto Nacional de Estudios Espaciales (INPE).

Según este organismo, que mide la tala con la ayuda de imágenes de satélite, la deforestación en la Amazonía creció por tercer año seguido desde que el líder ultraderechista asumió el Gobierno, en enero de 2019, y por primera vez registró cuatro años consecutivos de elevación desde que comenzó a ser medida en 1988.

La nube de cenizas cubrió a la ciudad debido a la quema de la Amazonía. Foto: Twitter

PUEDES VER: Entran a robar con cuchillos en clínica dental y terminan sometidos por paciente armado

El presidente brasileño afirmó que este tipo de noticias tan solo sirven a la oposición para afectar la imagen del país en el exterior y dificultan los esfuerzos del Gobierno para atraer inversiones, como los que realizó en su viaje a los países árabes y que consideró exitosos.

“Pero ellos invierten si sienten confianza y, mientras nosotros trabajamos para atraer inversiones, pésimos brasileños van afuera a criticar a Brasil y a decir mentiras sobre la Amazonía y a decir que estamos incendiando la Amazonía”, afirmó.

Con información de EFE y RFI