Chilenos creen que Iglesia católica protege a los curas pederastas

El abuso sexual en Chile por parte de curas ha ido creciendo. Solo el 46% de los chilenos se considera católico. 

6 Ago 2018 | 16:22 h

El abuso sexual en Chile por parte de curas ha ido creciendo. Solo el 46% de los chilenos se considera católico. 

La Iglesia católica vive sus horas más bajas en Chile. Según un sondeo del Instituto Cadem, el 96% de los chilenos considera que la institución protege a los curas acusados de abusos sexuales y el 83% piensa que el clero no es ni honesto ni transparente.

Asimismo, el 39% de las 705 personas consultadas entre el 1 y el 3 de agosto para este estudio, que cuenta con un margen de error de 3,7%, está convencida de que la mayoría de los curas están implicados en los abusos y el 75% desaprueba la forma en que los responsables han gestionado la crisis.

PUEDES VER Iglesia publica lista de 42 sacerdotes condenados por abusos

Por otra parte, la tasa de chilenos que se declara católica ha seguido cayendo. Solo el 46% se considera católico, frente al 58% hace cuatro años. Una caída que se explica por el aumento de 8 puntos del porcentaje de no creyentes y ateos, de acuerdo al sondeo publicado este lunes.

En su reciente visita a Chile, el papa Francisco protagonizó una fuerte polémica al defender públicamente al entonces obispo Juan Barros, acusado de encubrir los abusos de un sacerdote amigo, Fernando Karadima, antes de dar marcha atrás y ordenar una profunda investigación a toda la Iglesia Católica chilena.

En mayo, el papa invitó al Vaticano a algunas víctimas y después convocó a los obispos chilenos, que le presentaron en bloque la dimisión. Por el momento, el pontífice argentino sólo ha aceptado la de cinco, cuatro de ellos por encubrimiento.

La semana pasada, en una asamblea extraordinaria, los obispos chilenos pidieron disculpas por "haber fallado" a las víctimas y prometieron colaborar activamente con la justicia en un intento de poner fin a la crisis.

Hasta el momento, 73 personas son investigadas en las 38 indagaciones en curso que afectan a 104 víctimas, la mayoría de ellas menores de edad en el momento de cometerse los hechos.

Según la Conferencia Episcopal, 43 religiosos y un diácono han sido suspendidos por la justicia civil (18) y por la canónica (25), aunque no precisa el periodo.

Te puede interesar