Alimento para los que menos tienen

25 Mar 2020 | 11:52 h
Vulnerables. Desde que se dispuso el estado de emergencia en todo el país, los comedores populares que atienden en el Cercado fueron cerrando.

Almuerzos. El comedor de la Asociación Benéfica Remar es uno de los pocos que todavía opera en el Cercado. Cada día se ven forzados a aumentar el número de raciones que reparten.

Por: Michael Ramón

Vulnerables

Desde que se dispuso el estado de emergencia en todo el país, los comedores populares que atienden en el Cercado fueron cerrando. Decenas de personas que no tienen ingresos propios acuden ahora al local de la Asociación Remar, en el jirón Azángaro, para recibir un almuerzo y un refrigerio. Antes repartían un promedio de 100 raciones por día, ahora atienden a 350 comensales.

Cola

La fila que se formó ayer, antes de las 11 de la mañana, cuando se repartieron los almuerzos, se extendió por tres cuadras y llegaba hasta uno de los locales del Congreso. Remar también ayuda con almuerzos a ciudadanos haitianos que están aislados en La Victoria.

Personal

Remar cuenta con 30 colaboradores para atender a todas las personas que acuden a su puerta. Hay seis cocineras, otros muchachos que envuelven frutas, bebidas y galletas, y reparten los platos principales. Algunos, incluso, ayudan a las personas que no pueden comer por sí mismas. Su única protección son guantes y mascarillas. No pueden recibir más personal por temor al coronavirus.

Video Recomendado

Lazy loaded component