Madre que abusó de sus 2 hijas podría recibir cadena perpetua

Castigo ejemplar. Danyk Farfán Retto (37) es acusada de ultrajar a menores de 10 y 14 años, a quienes previamente incapacitaba. Un video en su celular la delató. Fue detenida ayer en un hotel del Cusco.

Castigo ejemplar. Danyk Farfán Retto (37) es acusada de ultrajar a menores de 10 y 14 años, a quienes previamente incapacitaba. Un video en su celular la delató. Fue detenida ayer en un hotel del Cusco.

El 11 de agosto Danyk Marianela Farfán Retto huyó de Huarmey (Áncash) tras ser  descubierta y acusada de ultrajar a sus hijas de 10 y 14 años y de filmar esos condenables actos. Ayer la Policía la capturó en el Cusco y dio un paso decisivo en la investigación que destapó esta sórdida historia protagonizada por una mujer sin escrúpulos.

Danyk Marianela, de 37 años, fue arrestada a las 9.30 de la mañana en la habitación 205 del hospedaje ‘24 Horas’, en la avenida Antonio Lorena 387, en el distrito de Santiago.

Estaba acompañada de  su nuera Katy Quispe Quispe (23), quien era la encargada de llevarle los alimentos y de advertirle de la presencia de policías y de sujetos extraños.

LA MÁS BUSCADA

Farfán Retto era una de las mujeres más buscadas del país. Fue incluida en el sistema de recompesas del Ministerio del Interior y el Gobierno ofrecía 20 mil soles por su captura.

Al momento de la detención estaba descansando. Se mostró poco comunicativa e incapaz de mirar de frente.

En Huarmey nadie olvida cómo la ahora detenida agredía sexualmente a sus hijas con la complicidad de su actual pareja, Wilfredo Martínez (padrastro de las menores), quien al parecer se encargaba de grabar los actos ilícitos.

CELULAR LA DELATÓ

El caso quedó al descubierto gracias a que un ciudadano encontró el celular de Farfán donde estaban almacenados los videos. Éste realizó la denuncia en las redes sociales.

El equipo móvil fue llevado luego a la Fiscalía y a partir de ese momento se hizo la acusación formal y la posterior búsqueda de la mujer, quien no perdió tiempo y huyó de Huarmey junto a las menores.

Las niñas fueron encontradas hace unos días en la Plaza de Armas del Cusco.

Néstor Fiestas Chang, padre biológico de las pequeñas, dice que quiere recuperar a sus hijas.

"Las mataron en vida", dijo y explicó que iniciará una nueva etapa junto a ellas.

Sobre su expareja reiteró: "No hay palabras para calificar lo que ha hecho. No la voy a juzgar; sabrá el motivo por el que lo hizo, solo Dios sabe lo que le espera a ella, yo no soy nadie para juzgarla".

ACEPTA SU DELITO

El coronel PNP Manuel Mar Pérez relató que Danyk Farfán estaba recostada sobre una cama del hotel donde se registró el viernes pasado. También dijo que sus familiares cercanos radicados en Cusco, Arequipa y Apurímac se negaron a brindarle alojamiento para no comprometerse.

“Esta persona no salía por nada del hotel. Cuando ingresamos al cuarto no quiso identificarse”, explicó.

Al verse acorralada no le quedó otra que aceptar ser la persona buscada. "Ha aceptado su responsabilidad”, agregó el jefe policial.

También confirmó que fue ella quien llevó a sus menores hijas hasta Cusco, donde fueron encontradas. "La investigación está muy avanzada”, precisó el oficial.

CADENA PERPETUA

El abogado Mario Amoretti esplicó a La República que Danyk Farfán podría ser condenada a cadena perpetua puesto que tiene como agravantes un vínculo familiar (madre) con las niñas menores de 14 años, y el hecho de que las menores no estaban en condiciones de defenderse.  A su actual pareja le correspondería 35 años de prisión.

Te puede interesar