Juez Concepción Carhuancho no verá más caso Odebrecht

Se van todos. Sala Penal Nacional será Corte Superior. Se “despide” a los actuales jueces, que regresarán a sus plazas de origen. CNM nombrará a los nuevos. Los casos vinculados a Odebrecht y lavado de activos pasarán al Sistema Anticorrupción.

Se van todos. Sala Penal Nacional será Corte Superior. Se “despide” a los actuales jueces, que regresarán a sus plazas de origen. CNM nombrará a los nuevos. Los casos vinculados a Odebrecht y lavado de activos pasarán al Sistema Anticorrupción.

Hay buenas intenciones que pueden ser perjudiciales. Más dependiendo del contexto o la oportunidad. Ayer el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ) aprobó el Estatuto de la Sala Penal Nacional, con lo cual este subsistema fue elevado a la categoría de Corte Superior de Justicia.

Además, se definieron sus atribuciones con claridad para ver casos de terrorismo, violación de derechos humanos, asesinato y agresiones a periodistas y crimen organizado, excepto los vinculados a delitos contra la administración pública.

Igualmente, se dispuso que todas sus plazas sean ocupadas por jueces titulares que serán nombrados por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) en el menor plazo posible.

Todo bien. Es lo que se pedía desde que hace 20 años fue creada. La Sala Penal Nacional ya no será dirigida por un coordinador sino por un presidente elegido democráticamente por sus mismos magistrados.

Sus jueces serán titulares nombrados por el CNM, ya no seleccionados y cambiados a dedo y voluntad de los integrantes del CEPJ.

Pero, en este momento de incertidumbre política y cuando están por llegar al Perú las principales pruebas de la corrupción de Odebrecht, esto causó sorpresa y podría perjudicar las investigaciones.

Adiós, Carhuancho

El nuevo estatuto generará en lo inmediato que la Sala Penal Nacional ya no vea ninguno de los casos vinculados a Odebrecht. En las siguientes horas, estos casos pasarán obligatoriamente al Sistema Nacional Anticorrupción, que encabeza la jueza Susana Castañeda Otsu, creado mediante el Decreto Legislativo Nº 1342, del 7 de enero del 2017.

Lo otro es que todos los actuales jueces de la Sala Penal Nacional regresarán a sus plazas de origen, entre ellos Richard Concepción Carhuancho. El juez que se ganó la confianza de la ciudadanía por sus resoluciones de prisión preventiva o el allanamiento de los locales de Fuerza Popular regresará a trabajar a la Corte del Santa.

Claro, esto no acontecerá mañana. El Poder Judicial ya notificó al CNM que hay 14 plazas vacantes de jueces superiores y 15 de jueces especializados y que debe proceder a realizar los nombramientos. Lo que podría ocurrir en abril.

Lo que sí sucederá de inmediato es el cambio de los expedientes: los casos del ex presidente Alejandro Toledo, Ollanta Humala-Nadine Heredia, Alan García, Keiko Fujimori y todo lo referido a la Interoceánica Sur pasarán al Sistema Anticorrupción.

Así lo establece la sexta disposición complementaria final de la resolución administrativa Nº 325-2017-CE-PJ: “Las causas radicadas en la Sala Penal Nacional, con anterioridad a la entrada en vigor del presente estatuto y que ya no cumplan con los presupuestos materiales fijados en esta disposición, continuarán tramitándose en dicho órgano jurisdiccional hasta su culminación, excepto los procesos cuya competencia corresponde al Sistema Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios”.

También renuncias

-"Ya anunciaron que me voy, no voy a esperar que me voten, mejor renuncio ahora", comentó ayer un juez de la Sala Penal Nacional.

-La coordinadora de la Sala, Inés Villa Bonilla, convocó a una reunión para analizar el tema y tomar las primeras medidas administrativas. Hay incertidumbre entre los magistrados.

- Algunas diligencias previstas para hoy deberían reprogramarse porque los jueces ya no tienen jurisdicción.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO