La fibra óptica: una respuesta democrática para la conexión educativa en Latinoamérica

Los operadores medianos y pequeños vienen impulsando el despliegue de fibra óptica en América Latina, en un modelo que permitirá democratizarla; sin embargo, esta debe enfrentarse a ciertas barreras para poder funcionar con efectividad.

Esta tecnología ha permitido una mejor conexión entre los usuarios de diferentes países, entre ellos Chile, que lidera en la región. Foto: Concepto
Esta tecnología ha permitido una mejor conexión entre los usuarios de diferentes países, entre ellos Chile, que lidera en la región. Foto: Concepto
Mundo LR

Por: André Gutiérrez

No todo fue desalentador en aquel mes de marzo, en donde la mayoría de Gobiernos latinoamericanos iniciaron el estado de emergencia para evitar la propagación de la COVID-19, ya que la infraestructura de telecomunicaciones generó nuevas formas de vida, interacción, trabajo y recreación. Y entre ellos, la fibra óptica fue la protagonista (un poco silenciosa) en la era de la pandemia.

Un estudio de Research & Markets indicó que la tasa de crecimiento compuesta para el mercado de fibra óptica debe alcanzar el 8,5% anual hasta el año 2025, lo que significa que más operadores tratarán de incorporar las soluciones y, sobre todo, los beneficios ofrecidos por esta tecnología de conectividad.

Chile, por ejemplo, crece a pasos de gigante y, en definitiva, se encamina a ser uno de los principales referentes de la región en materia de conectividad. La ministra de Transporte y Telecomunicaciones, la ingeniera civil Gloria Hutt, destacó el rol que internet adquirió en sus diversas variantes. De esta manera presentaron las estadísticas del sector del año 2020 y las cifras son realmente impactantes. Crecieron un 58% cuando se trata de banda ancha fija y un 37,6% cuando la ocupa el internet móvil.

En ese sentido, la banda ancha fue la que generó el cambio más significativo en el mercado chileno, ya que el 40,9% del total de conexiones son de fibra óptica, que experimentó un crecimiento de 62% en el año.

Y claro, con este crecimiento superaron el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en donde la fibra óptica alcanza al 14% de participación total de accesos de banda ancha. El caso chileno nos deja un mensaje: “Ellos quieren seguir en el camino digital de manera más rápida porque las tecnologías antiguas no son igual de eficientes”.

¿Cómo está el Perú en fibra óptica?

Sobre el caso peruano, donde tomamos como fuente el informe de la consultora All Business Solutions, en general, hemos tenido un avance más lento de tendido de fibra óptica en el año 2021; sin embargo, este informe también nos revela que Miraflores es el distrito de Lima Metropolitana con las peores cifras, teniendo tan solo un 0,02% de progreso.

Una de las razones estaría atribuida a la Ordenanza n.° 554/MM, que regula el tendido y la instalación de infraestructura aérea para el servicio de telecomunicaciones en espacios públicos del distrito de Miraflores y dispone su reordenamiento en cautela de la seguridad, protección y el medio ambiente; en la que, literalmente, se obliga a las operadores a ejecutar el tendido soterrado, un método bastante antiguo que toma más tiempo de instalar debido a que hoy existen infinidad de modificaciones en la infraestructura pública y privada.