España: nevada mantiene atrapadas a 90 personas en centro comercial

Mundo LR

larepublica_pe

10 Ene 2021 | 17:19 h
Trabajadores de Zara del centro comercial Gran Plaza 2 tuvieron que dormir en el piso del local. Foto: Twitter/ Oprimide
Trabajadores de Zara del centro comercial Gran Plaza 2 tuvieron que dormir en el piso del local. Foto: Twitter/ Oprimide

La administración de Gran Plaza 2 publicó un comunicado en el que explicaron que las personas atrapadas habían recibido agua, cena y desayuno de locales que permanecieron abiertos.

La fuerte nevada ocasionada por la borrasca Filomena ha dejado atrapadas, desde el viernes 8 de enero, a 90 personas en el centro comercial Gran Plaza 2, ubicado en el municipio madrileño de Majadahonda.

Trabajadores del lugar explicaron que los gerentes decidieron cerrar algunas tiendas a las 22.00 horas y no a las 19.00 como lo hicieron otros locales del centro comercial para prevenir las complicaciones que ocasionaría el posible colapso de las carreteras.

“A las seis de la tarde del viernes intentamos salir, la gente llegó en coche a la rotonda de Majadahonda y ahí se quedaron por la cantidad de nieve y ya no había paso. Nos tuvimos que volver todos al centro comercial [...] Hay gente durmiendo en el suelo con cartones”, contó Iván Alcalá, quien labora en un restaurante del centro comercial, a Canal 24h de TVE.

La noticia provocó la indignación en redes sociales, sobre todo la foto de los trabajadores de Zara durmiendo en el piso del local. Por eso, la administración de Gran Plaza 2 publicó un comunicado en el que aseguraba que a las personas atrapadas se les ha entregado “agua, cena, desayuno y comida a través de los diversos locales de restauración que permanecieron abiertos”.

Por último, Alcalá recalcó que hasta el momento no sabe cuándo ni cómo podrán salir del centro comercial: “Pasó una retroexcavadora ayer (sábado), pero llegó hasta la rotonda, no echaron sal, por lo tanto, todo lo que es el camino de la rotonda al Pardillo es hielo. Estamos esperando del ayuntamiento una quitanieves que no llega, no sabemos cuándo va a llegar, y no tenemos cómo salir de aquí, ni caminando ni en coche”.