Argentina: hombre mata a su tía a martillazos al no querer darle dinero para comprar droga

Mundo LR

larepublica_pe

29 Abr 2020 | 12:58 h
El sujeto fue detenido junto a otros dos jóvenes. (Fuente: Pixabay)
El sujeto fue detenido junto a otros dos jóvenes. (Fuente: Pixabay)

La mujer fue internada por el golpe que le dio su sobrino, pero los médicos no pudieron salvarle la vida.

En la ciudad de Corrientes, Argentina, una mujer de 65 años, identificada con las iniciales D. G., fue asesinada a martillazos por su sobrino con la intención de comprar droga.

Los agentes policiales arrestaron a tres hombres por la muerte de la mujer al ser los principales sospechosos de la muerte de la víctima.

PUEDES VER: EE. UU.: pareja de ancianos vence al coronavirus y es de alta entre aplausos [VIDEO]

La agraviada se encontraba internada en el Hospital Escuela General San Martín de Corrientes desde el 27 de abril luego de sufrir el ataque, pero los médicos no pudieron salvarle la vida.

Según informó el portal Crónica, el sobrino de la fallecida fue identificado por las autoridades como Brian Pereyra de 25 años. A él lo acusan de ir hacia la casa de la mujer para pedirle dinero, porque quería “comprar droga”.

Ante la negativa de la víctima, el hombre agredió a su tía a martillazos en la cabeza y luego del ataque, le robó varios equipos de valor y dinero en efectivo.

PUEDES VER: EE. UU.: enfermera con coronavirus conoció a su bebé tras dar a luz al borde de la muerte

En una entrevista que brindó la hermana de la fallecida con Radio Sudamericana, señaló que el asesino estaba realizándole la colocación de un falso techo en su habitación y la discusión empezó por el dinero.

Los vecinos de la zona, al escuchar el pedido de auxilio por parte de la agraviada, la ayudaron y llamaron a los agentes policiales para que puedan capturarlo. Los uniformados lograron detener a Brian Pereyra junto a otros dos jóvenes de 20 y 21 años. Uno de ellos tenía el televisor de la afectada. Además, los oficiales recuperaron el tanque de gas que robaron los detenidos.