‘Sandro’ de Yo soy: “Una canción no es nada si el artista no transmite”

Winny  Moya

WinnyMoya

25 Feb 2021 | 22:42 h
Tony Cam habla acerca de sus inicios como artista y las dificultades que atraviesa el rubro del entretenimiento debido a la pandemia. Foto: Tony Cam/Instagram
Tony Cam habla acerca de sus inicios como artista y las dificultades que atraviesa el rubro del entretenimiento debido a la pandemia. Foto: Tony Cam/Instagram

Tony Cam fue calificado por el jurado de Yo soy como el mejor imitador de Sandro en Latinoamérica. El artista peruano confiesa que usa el dolor de su propia vida para sentir el mensaje de las canciones.

Showman, cantante y artista consagrado, Tony Cam ha obtenido una variedad de calificativos durante los últimos seis años en los que ha brillado desde los escenarios de Yo soy con su imitación de Sandro. Y, pese al éxito que obtuvo, el artista peruano asegura que su mayor logro ha sido tocar los corazones de los miembros del jurado al interpretar “Las manos” y “Bravo por ti”.

El cantante de 37 años habla acerca de sus inicios en la música durante su adolescencia y las enseñanzas que le dejó su padre, el reconocido tecladista Manuel ‘el Chino’ Cam, quien fue clave para su desarrollo como artista.

- Tony, tú naciste en un ambiente artístico. ¿En qué momento decides que te dedicarías a la música?

Sí, mi papá es músico y, desde pequeño, siempre me he inclinado por la música. Desde siempre.

- Durante tu adolescencia tuviste una banda de rock…

Sí, claro, tuve como tres. Tenía bandas de rock y un grupito de música del recuerdo, pero combinado con trova.

- ¿En ese tiempo tu papá aún no aceptaba que te dedicaras a la música?

No, justamente mi papá me encuentra en uno de los locales cantando con mi grupito de música del recuerdo. Yo siempre quería ser rockero, pero yo apunté a otra cosa. Apunté a un trabajo y dije: ‘¿Quiénes vienen a ver a los grupos de rock?’. Sus papás, sus tíos, sus padrinos, gente mayor, más por apoyar al chico que porque les guste la música. Mi papá me encuentra en el Florentino de Barranco hace años, ahí fue cuando él ve que mi vocación hacia la música iba en serio. Entonces me saca del grupo para unirme al suyo.

Tony Cam alista su próximo concierto virtual para celebrar el Día de la mujer. Foto: captura Tony Cam Instagram

- ¿Qué grupos de rock oyes?

Yo soy beatlemaniaco por corazón. Yo soy fan de los Beatles de toda la vida, ni siquiera de uno en especial, de todos. Hasta cuando se separan los escuché por separado. Aparte de los Beatles, me apasionan Metallica, Guns N’ Roses, el heavy metal. Me gusta Marilyn Manson, me gusta mucho la música pesada y, a la par, mi música del recuerdo, lo que siempre me ha gustado, la música romántica.

- Tu historia con Sandro no inicia con Yo soy, venías cantando sus temas muchos años atrás...

Claro, los temas de Sandro yo los canto desde que tengo 17 años y ahora tengo 37, ya tengo 20 años de vida artística. Mi padre es el que saca provecho de eso, de la tonalidad de mi voz, el registro. Él dice que se parece a la de Sandro, Leonardo Fabio, Nino Bravo, El Greco. Entonces empieza a buscar repertorio para mí de esos cantantes, pero el que siempre me fascinó fue Sandro porque era un tipo que hacía de todo, yo le hacía tributos sin llegar a la imitación.

En el programa es que recién empiezo a imitarlo y porque, más que nada, yo hacía parodias de José José, Camilo Sesto y Manolo Otero para hacer divertido el espectáculo.

- ¿Cómo trabajas el nivel de interpretación de cada tema que presentas en Yo soy?

Mi padre me enseñó muchas cosas y hasta el día de hoy sigo aprendiendo de él. Me decía que una canción hermosa, con una letra hermosa y con una melodía hermosa, no es nada si es que el artista no logra transmitir lo que sentía en el momento en que escribió la canción, en quién estaba pensado, por qué sufría en ese momento.

Esa es una de las cualidades que me dejó, yo me meto mucho en la canción a la hora de cantarla, la hago mía así no me haya pasado la historia, imagino el dolor, imagino ese sufrimiento y trato de transmitirlo sea lo que sea: amor, desamor, esperanza. Y, aunque parezca mentira, no es fácil. Todo ser humano tiene una coraza y tratar de romperla para tratar de llegar al corazón de la persona, eso es muy complicado y creo que he podido lograrlo en estas últimas galas.

La vida, con todas las cosas que me ha dado, con todas las cosas que me ha quitado, creo que me da un poquito más de solidez a la hora de interpretar. De repente si no hubiera sufrido o la vida no me hubiera golpeado, no sabría lo que es el dolor.

Tony Cam como Sandro en Yo soy. Foto: Tony Cam Instagram

- ¿Por qué te animas a presentarte en el casting de Yo soy recién en 2015 si ya tenías el personaje de Sandro?

El programa inicia en 2012 y, apenas empieza, me buscaron para participar del programa porque hay dos formas de llegar: una es el casting y otra mediante la búsqueda. Me buscaron y me invitaron a participar. No quise porque en ese momento mi carrera estaba bien, estaba trabajando, le abría espectáculos a Leo Dan y a Los Iracundos, cantaba con varios artistas internacionales del recuerdo.

Aparte tenía el temor de arriesgar porque si yo iba y la gente sabía que yo hacía mis shows de Sandro, entonces si iba y me decían: ‘No eres Sandro’, mi trabajo se podría ir al tacho. Por eso no iba, hasta que en 2013 me detectan el problema que tengo en la cadera y dejé de trabajar dos años. Estuve pasándola mal, sin trabajo, sin casa, entonces ya no tenía nada que perder. Este rubro es bastante ingrato, te desapareces seis meses y la gente te olvida, eso pasó conmigo y decidí ir a Yo soy como un vaso vacío.

- Tus seguidores defendieron tu interpretación de la canción “Bravo por ti” en la que te caracterizas como un payaso...

La mayoría de personas que me siguen, mis amigos —porque no me nace decirles fans—, esa gente que me quiere, que se ha tomado el tiempo de darme un ‘me gusta’, de escribirme algo, los considero. Tengo amigos bastante intensos que me defienden con uñas y dientes, lo cual está bonito, pero a la vez también les he pedido que se calmen porque nosotros somos artistas, estamos expuestos a las críticas. Yo no soy moneda de oro para que todo el mundo me quiera idolatrar, pero tampoco soy una chapa en el suelo para que todos me pisoteen.

Con el tema del payaso, yo no me quejé de que me atacaran porque, desde que decidí ponerme en una pantalla, a mí no me molesta que digan que mi trabajo es horrible y me divierte que se tomen el tiempo de crearse una cuenta sin ningún seguidor para atacarme. Les agradezco porque, de una manera u otra, me siguen dando atención.

Lo que me duele es que quieran utilizar el término ‘payaso’ como una ofensa cuando es una profesión muy bonita, muy sentida. Yo tengo un familiar que es payaso, yo también me considero un payaso porque dentro de mis shows hago mis bromas, mis chistes. Los payasos tienen que pintarse la cara y hacerte reír a pesar de lo que están pasando. Mi primo tuvo que ir a trabajar cuando estaban velando a su madre y él no se paró en medio del escenario a decir: ‘Mi mamá murió, lloremos todos por ella’. La gente pagó su entrada para divertirse.

- ¿Es la primera vez que interpretas esta canción en el programa?

Yo soy fanático de Sandro y lo hice con mucho respeto, vivo gracias a su música, he visto sus películas y esta es una escena de la película El gitano, él escapa de su aldea porque lo acusan de asesino y luego interpreta a un payaso. La letra sentida que tiene la canción y, en un momento como este en el que todo el sector artístico está siendo golpeado de la peor manera, estamos a punto de extinguirnos y nadie lo sabe.

Todo el mundo da por sentado que eres cantante y tienes para vivir, que el artista vive del aplauso del público. Claro, yo me compro mis frejoles con palmas, yo pago mi casa con aplausos y con gritos (risas). No, todos vivimos del dinero y en estos momentos no hay de dónde sacarlo.

Lo único que tenemos ahorita que hasta me criticaban por ir al programa después de todas las cosas que se han dicho de Yo soy: que no nos dan un sueldo, que no nos dan para la comida. Lo que nos da Yo soy es mucho más que eso. Si no fuera por el canal, yo no tendría exposición, estaría totalmente desaparecido, estaría muerto artísticamente. Esto es un alimento para nosotros, poder salir y cantar, no tienes idea de lo que yo siento cuando veo mis videos y se lo enseño a mis hijas: ‘Miren lo que su papá está haciendo, cómo pudo tocar el corazón de uno de los jurados más estrictos que pudo tener Yo soy’.

- Tu interpretación logró tocar al jurado...

Toqué el corazón de Katia Palma. Ella, al igual que yo, es atacada como ‘payasa’ y sí, ella de profesión es payasa, es claun. Ella se sintió muy identificada con lo que canté y eran las dos caras de la moneda. En la parte final, cuando no pude contener las lágrimas, mientras empezaba a reírme de una manera quebrada y ver la reacción de Mauri riéndose... Es porque él estaba disfrutando el espectáculo del payaso, pero el rostro de Katia es la otra cara del payaso. Esas cosas para mí no tienen premio, ahí mismo elimínenme del programa. Después de esa presentación me voy feliz, ya gané porque toqué el corazón de las personas. Más que ganar un premio físico, lo que busca un artista es trascender, dejar una huella, dejar una marca, dejar historia, de la misma manera que lo hizo mi padre, quisiera que me recuerden en algún momento cuando yo no esté, que digan: ‘Mira lo que Tony hizo, lo que Tony logró’.

- ¿Ese es tu objetivo en Yo soy?

No sabemos cuándo va terminar esta pandemia. Pero, si termina en algún momento y los productores que en algún momento nos contrataban para hacer espectáculos quieren hacer nuevos y yo no tuve pantalla ni exposición, no van a querer contratar a un personaje muerto. Mi intención es ir al programa y dar lo mejor de mí. Con lo que yo he hecho hasta ahorita, gane o no gane, al menos estaré vigente unos meses más para que no digan: ‘Tony ya desapareció hace tiempo, ya nadie lo recuerda’. ¿Por qué? Porque no fui al programa por orgullo, porque no me daban mi pasaje, Yo soy da mucho más que eso.

- También depende de cómo lo ve el artista, cómo aprovecha esta plataforma y sabe que puede mostrar sorpresas…

El arte es arte, no tiene techo. Uno no sabe cómo va sorprender, mucha gente creía que ya había visto todo de mí, decían: ‘Sandro y su “Rosa Rosa” ya cantó “Porque yo te amo”, ya hizo “El maniquí”. Ya se calateó, ¿qué más va hacer?’. Pero el techo no existe, el techo te lo pones tú. Esa es la magia de la música y, sobre todo, el ingenio de cada uno.

- ¿Tienes alguna canción preferida de Sandro?

Claro que sí, hay una canción que me encanta mucho que se llama “Querida”. Es extraño que no se me ocurrió ponerla en lista para cantarla, es muy bonita. Lo que pasa es que es muy poco televisiva, melódicamente no estalla, es planita, es más como para cantársela a tu hijita. Pero a la que más cariño le tengo obviamente es “Rosa Rosa”.

Tony Cam respondió a las críticas de algunos usuarios de las redes, por interpretar la canción “Bravo por ti” y caracterizarse de payaso. Foto: Tony Cam Instagram

- ¿Qué consideras que es lo más difícil de ser artista?

En estos momentos es vivir, es mantenerse, porque es una carrera muy hermosa y llena de satisfacciones personales y de logros infinitos, pero a veces es una profesión muy ingrata. Mucha gente presume que el artista vive del aire y del aplauso. Esto lo cuento no con onda de resentido ni egoísta, lo cuento porque es una realidad, yo decidí ser esto, me encanta serlo.

Sin embargo, sí es cierto que son maravillosos todas las muestras de cariño que nos dan porque nos hacen sentir vivos, pero en temporadas normales en las que no había pandemia. Con las cosas que están pasando ahora, dan por sentado de que si soy amigo tengo la obligación de cantarle a su mamá gratis, si iba a una reunión: ‘Canta pues, qué te cuesta’, si hay que ayudar a una persona en su pollada: ‘Tony, ven canta’. Siempre hemos colaborado con muchas personas de manera gratuita, pero en estos momentos quién podría hacer una teletón para los artistas. Ya son cosas de las que uno decide vivir. Si escogiste vivir de esto, ponle pecho, corazón, garra y a seguir.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.