¿De quién es la permanente incapacidad moral en el país?