Madrid y Barcelona se quedan con el talento de España

Mundo LR

Cada domingo por la tarde se suceden episodios como el de la estación de autobuses de Valladolid, donde se agolpan los jóvenes en viaje a Madrid, a dos horas de distancia.
Cada domingo por la tarde se suceden episodios como el de la estación de autobuses de Valladolid, donde se agolpan los jóvenes en viaje a Madrid, a dos horas de distancia.

Los jóvenes entre 25 y 39 años con formación universitaria se concentran en las dos grandes ciudades de España, Madrid y Barcelona, según una investigación del Centro de Estudios Demográficos, vinculado a la Universidad Autónoma de la capital catalana.

Según una investigación del Centro de Estudios Demográficos, vinculado a la Universidad Autónoma de Barcelona, los jóvenes (entre 25 y 39 años) con formación universitaria se concentran en las dos grandes ciudades de España, Madrid y Barcelona. Ambas ciudades acogen a quienes en sus lugares de origen no hallaron condiciones laborales acordes a su formación.

En una publicación web del diario El País, el caso es común al conjunto de España: todas las comunidades autónomas pierden a sus jóvenes con formación universitaria salvo Madrid y Cataluña. Así lo explica Miguel González Leonardo, geógrafo de 29 años nació y estudió en Valladolid hasta que se mudó a Barcelona, donde prepara el doctorado y autor del estudio que demuestra la concentración de talento en estas dos comunidades.

Otro ejemplo es María José Pérez, nacida en el pueblo Almaraz de Duero, de la provincia de Zamora y que desde hace 10 años vive en Madrid, lugar donde se encuentra su trabajo. Desde finales de 2019, María José lucha para que los jóvenes de otras provincias que trabajan en grandes ciudades tengan la oportunidad de desarrollarse en los lugares de donde vienen. Los jóvenes con formación universitaria prefieren las ciudades más grandes porque no encuentran suficientes ofertas en sus regiones.

PUEDES VER: Oscar 2020: Pedro Almodóvar y Antonio Banderas son nominados por ‘Dolor y gloria'

Foro Razones para quedarnos: estrategias frente a la España despoblada

«Nadie tiene que quedarse si no quiere, pero debemos garantizar que nadie tenga que marcharse si no lo desea». Con estas palabras concluía su intervención Teresa Ribera, vicepresidenta para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que se estrenaba en el cargo en el foro Razones para quedarnos: estrategias frente a la España despoblada, organizado por el periódico La Opinión-El Correo de Zamora, Prensa Ibérica y Grupo Zeta. La idea que perfilaba Ribera –que ostenta, además de la cartera verde, una vicepresidencia que acoge también la despoblación como símbolo de la transversalidad entre ambas áreas– fue constante en todas las intervenciones de la jornada celebrada en el epicentro de la despoblación: Zamora es la provincia española que más habitantes ha perdido en lo que llevamos de siglo, casi un 15%.

Foto: Emilio Fraile/La Opinión-El Correo de Zamora.

María José Pérez no es la única que se ha tenido que ir de su pueblo, que tiene 400 habitantes censados, pero donde en realidad viven muchos menos durante todo el año.

Fuga de cerebros en casi toda España

El propio autor del estudio, Miguel González Leonardo, es un ejemplo de la fuga de cerebros. El geógrafo de 29 años nació y estudió en Valladolid hasta que se mudó a Barcelona, donde prepara el doctorado. “Al acabar el grado veía que muchos de los que estudiábamos en la universidad nos íbamos principalmente a Madrid, pero también a Barcelona”, comenta en conversación telefónica con el diario El País. El análisis confirmó su experiencia. En comunidades como Galicia, Asturias, Navarra, Castilla-La Mancha, Cantabria y la Comunidad Valenciana, entre el 45% y el 55% de los jóvenes que se marchan tiene formación universitaria, frente al 30% o 35% de quienes se quedan. También en Castilla y León más de la mitad de los que emigran posee formación superior.

Miguel González-Leonardo es graduado en Geografía y Ordenación del Territorio por la Universidad de Valladolid y Máster en Estudios Territoriales y de la Población -Demografía- por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Actualmente, trabaja como investigador predoctoral (FI) en el Centre d´Estudis Demogràfics (CED) y se integra en el equipo de trabajo de los proyectos I+D+I: “Integrating Research Infrastructure for European expertise on Inclusive Growth from data to policy -InGRID-2-”, “Comportamiento demográficos y estrategias residenciales: apuntes para el desarrollo de nuevas políticas sociales” y “Movilidad residencial, selección sociodemográfica y substitución de la población: ¿hacia la polarización de las ciudades españolas?”. Está matriculado en el Programa de Doctorado en Demografía desde 2017 y realiza una investigación sobre migraciones y educación en España.

Seis de las diez provincias españolas que más población perdieron desde 1999 a 2019 son de Castilla y León, con Zamora al frente, según el INE.