NASA lanza satélite para monitorear la pérdida de hielo en la Tierra

El satélite debería revelar detalles sobre el actual espesor del hielo en las regiones vulnerables al calentamiento global

El satélite debería revelar detalles sobre el actual espesor del hielo en las regiones vulnerables al calentamiento global

La NASA lanzó, la mañana del sábado, un cohete que se encargará de poner en órbita el satélite ICESat-2 para medir la pérdida de hielo en la Tierra y mejorar las previsiones sobre el aumento del nivel del mar por el calentamiento global.

La misión ha sido calificada como “excepcionalmente significativa para la ciencia” según palabras del ejecutivo del programa de la NASA, Richard Slonaker, quien también comentó que todo el proyecto costará 1 000 millones de dólares.

La misión precedente fue el ICESat y estuvo en órbita desde el 2003 hasta el 2009. Este satélite permitió a los científicos conocer qué la capa helada estaba adelgazando y que el hielo desaparecería en las zonas costeras de la Antártida y Groenlandia.

Desde el 2009, que el ICESat volvió, han transcurrido nueve años que la NASA ha recogido información sobre el cambio en el hielo a través de misión en avión llamada Operation IceBrigde, sobrevolando el Ártico y la Antártida. Sin embargo, la NASA aseguró que se necesitan datos precisos urgentes de actualización.

 

El satélite debería revelar detalles sobre el actual espesor del hielo en las regiones polares vulnerables al calentamiento global además de determinar en qué medida el hielo que se derrite está elevando el nivel del mar.

Según una nota publicada por AFP, la misión está prevista para durar tres años, pero tiene combustible suficiente para continuar por 10 si los jefes de la misión deciden extender su duración.

Te puede interesar