Fiscalía brasileña denuncia a ex ministros de Lula y Rousseff por corrupción y lavado de activos

En la acusación fiscal también está incluido Marcelo Odebrecht, quien influenció a los ministros para que beneficien a constructora.

En la acusación fiscal también está incluido Marcelo Odebrecht, quien influenció a los ministros para que beneficien a constructora.

Este viernes, la Fiscalía de Brasil encargada del caso Lava Jato abrió una denuncia contra dos exministros de los antes mandatarios Lula Da Silva y Dilma Rousseff por los delitos de corrupción y lavado de activos. Se trata de Guido Mantega y Antonio Palocci, quienes ocuparon el sector de Hacienda mientras el Partido de los Trabajadores (PT) eran los oficialistas.

Según el informe fiscal, tanto Palocci como Mantega beneficiaron a varias empresas del grupo Odebrecht como la petroquímica Braskem con decretos fiscales y tributarios a cambio de recibir millonarios sobornos, los cuales era ofrecidos por altos directivos de la constructora y el mismo Marcelo Odebrecht, quien está incluido en este nuevo expediente.

"Quedó comprobado que, a lo largo de los años de 2008 y 2010, hubo una intensa negociación entre Marcelo Odebrecht y, sucesivamente, Antonio Palocci y Guido Mantega, para la elaboración de decretos que beneficiasen a empresas del grupo Odebrecht y permitiesen una solución de cuestiones tributarias" se puede leer en el documento, según adjunta Infobae. Las coimas habrían alcanzado hasta los 13 millones de dólares, los cuales eran depositados en una cuenta exclusiva para los depósitos de la constructora.

Las pruebas reunidas para esta nueva acusación se realizaron gracias a información proporcionada por los mismos ex ejecutivos de Odebrecht en el marco de la cooperación que tiene con la justicia brasileña. Junto los ex ministros y Marcelo Odebrecht, se investigará a los publicistas Mónica Santana, Joao Santana y André Santana, además de otros altos ejecutivos.

Actualmente Antonio Palocci purga prisión en la cárcel de la Policía Federal de Curitiba, el mismo lugar donde se encuentra Lula Da Silva, acusado de desviar fondos de la petrolera nacional Petrobras. En tanto, Guido Mantega está libertad luego que se le concediera un recurso debido a su mal estado de salud, aunque en 2016 fue arrestado por pedir favores para PT a cambio de favorecer en licitaciones con obras en Petrobras.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO