Aspero y Caral: Cultura de Mar y Tierra

Nuevos hallazgos en la zona arqueológica de Áspero, en puerto Supe (Barranca) dan nuevas luces sobre las intensas actividades culturales, comerciales, pesqueras y agrarias de los antiguos pobladores de la costa norte de Lima.

Nuevos hallazgos en la zona arqueológica de Áspero, en puerto Supe (Barranca) dan nuevas luces sobre las intensas actividades culturales, comerciales, pesqueras y agrarias de los antiguos pobladores de la costa norte de Lima.

Áspero tiene muchos sinónimos en idioma español: hosco, escarpado, intratable, burdo, distante, esquinado, escabroso, abrupto, desapacible, desigual, furioso, abrupto... pero el sitio arqueológico de Áspero, ubicado en puerto Supe (norte de Lima) y vinculado a la cultura Caral coincide más con sus antónimos. Fue un lugar amable con el medio ambiente, de fácil acceso para sus pobladores y visitantes de costa, sierra y selva, y cercano para las actividades comerciales, pesqueras y agrarias de su época.

Hace apenas diez años, el equipo de arqueólogos liderados por Ruth Shady y David Palomino empezaron su trabajo retirando ocho mil toneladas de basura procedentes de la vecina ciudad de Barranca y del propio puerto de Supe. Poco a poco fueron descubriendo un enorme complejo de viviendas y pirámides que ocupa más de 20 hectáreas y se identificaron vestigios como para reescribir la historia prehispánica de la costa norte del Perú.

Sus pobladores fueron grandes constructores y mejores pescadores. Pero por sobre todo realizaron sorprendentes intercambios comerciales con poblaciones de toda la costa y sierra andina, incluyendo la selva amazónica.

"Sus habitantes de la ciudad pesquera de Áspero, centro urbano de la civilización Caral, desarrollaron un elaborado sistema de interacción interregional con poblaciones de costa, sierra y selva, a través de vías terrestres y marítimas", reveló la Dra. Ruth Shady.

Utilizando finas redes y otros utensilios de pesca, sus habitantes consumían anchoveta seca y salada, entre otros peces y especies marinas, como las machas y el choro zapato. También se han registrado los productos agrícolas como la achira, guayaba, pacae, frijol, pallar y zapallo.

El sitio arqueológico de Áspero ya forma parte del Circuito Caral y se consolida como un referente histórico y visita obligada para turistas peruanos y extranjeros.

Una buena fecha será el próximo viernes 26 y sábado 27 de abril porque será epicentro de una actividad cultural detallada en su página web: www.zonacaral.gob.pe/viajes-educativos-2/.

Como se sabe, el sitio arqueológico Áspero está abierto al público, durante todo el año, todos los días de la semana.

Una forma de conocer Áspero es participando en los viajes educativos que organiza la ZAC. Mayor información en 205-2517 / 955881340 o en su página oficial en internet. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO