Atienden inadecuadamente a mujeres agredidas en Cusco

TRABAJO. Víctimas de agresión deben pasar por un proceso traumático para atenderse. Flora Tristán detecta deficiencias.

TRABAJO. Víctimas de agresión deben pasar por un proceso traumático para atenderse. Flora Tristán detecta deficiencias.

Las mujeres deben superar varias barreras para acceder a un servicio adecuado en caso sean víctimas de violencia. Así lo comprobó el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán en un trabajo hecho en cuatro distritos de la provincia de Canchis: Sicuani, Tinta, Checacupe y Combapata.

El programa se denominó "vigilancia en salud y violencia de género desde las mujeres", que buscaba alentar un proceso de detección precoz, vigilancia y atención a las víctimas de violencia de género. Las deficiencias halladas tienen que ver con demora en la atención, falta de personal, implementación y limpieza, maltrato, falta de servicios y otros.

Además se confirmó que el idioma, la distancia, la discriminación, falta de detección y atención de la violencia contra las mujeres, ausencia de centros de emergencia mujer o de puestos policiales, falta de privacidad en la atención y costos por pagar por los servicios en centros de salud son barreras recurrentes. 

Katya Zamalloa, de Flora Tristán, sostuvo que esas deficiencias se repiten en muchas zonas. Ocho mujeres que participaron en la vigilancia dijeron que el CEM no había tomado ninguna acción o medida ante una agresión; mientras que cuatro de ellas señalaron que en el CEM les dijeron que "mejor fueran a la comisaría".

Hay otras conclusiones a tomar en cuenta. En Tinta y Checacupe solo hacen reconocimiento médico-legal por orden de la fiscalía, en general derivan los casos a la microred de Combapata. Sin embargo, en ese sitio no hay un médico legista. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO