Fiscalía en desacuerdo con decisión judicial que dejó libre a presunto feminicida

La Primera Fiscalía Superior Penal de Tumbes comunicó que interpondrá recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia

La Primera Fiscalía Superior Penal de Tumbes comunicó que interpondrá recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia

La Primera Fiscalía Superior Penal de Tumbes comunicó que interpondrá recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, frente a la decisión de la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de dicha región, que revocó la sentencia impuesta contra Carlos Humberto Bruno Paiva (43), quien fue condenado a 25 años de prisión por el delito de feminicidio tras asesinar a su expareja, Rosa Mirasol Álvarez Rivera, a quien habría quemado viva.

El anuncio fue hecho por el fiscal Wilson Vásquez Ramírez, quien comunicó que no se encuentra conforme con la absolución que se ha dado a Bruno Paiva, luego que se rechazaran las pruebas acreditadas por el Ministerio Público que llevaron a que sea sentenciado en primera instancia, entre ellas las amenazas que habría recibido la víctima antes de su muerte y que la habrían obligado a negar el crimen.

Según se informó, el representante del Ministerio Público tiene un plazo de diez días hábiles para presentar el recurso de casación ante la misma Sala Superior Penal de Apelaciones de Tumbes, a fin de que sea calificado y remitido a la máxima instancia de justicia del país, tal como lo establece la norma.

Cabe señalar que en audiencia realizada el último martes, a Carlos Humberto Bruno Paiva le fue revocada la condena de 25 años de prisión por la Sala Penal de Apelaciones conformada por los jueces José Luis Troya Acha, Oswaldo Simón Velarde Abanto y Susana Mejía Novoa. Tras este fallo, el sujeto abandonó el penal de Puerto Pizarro, donde purgaba condena desde el 13 de diciembre último.

El hecho ocurrió el 15 de setiembre de 2016. De acuerdo a los testimonios de varios testigos, Bruno Paiva y su entonces conviviente habrían mantenido antes una fuerte discusión en su casa ubicada en el jirón Milán de la provincia de Zarumilla. Tras ello, el sujeto le habría rociado gasolina para prenderle fuego, provocándole quemaduras de segundo y tercer grado que provocaron su fallecimiento ocho días después en un hospital de Lima.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO