Swissotel rechaza versión de Paolo Guerrero y niega responsabilidad en contaminación

Hotel asegura que cumplió con todos los protocolos establecidos por la FPF. Además, señala que sí le permitió a Paolo Guerrero entrevistar al personal de servicio.

Hotel asegura que cumplió con todos los protocolos establecidos por la FPF. Además, señala que sí le permitió a Paolo Guerrero entrevistar al personal de servicio.

Tras cuestionamientos de un sector de la ciudadanía, el Swissôtel rompió su silencio, reactivó sus redes sociales y rechazó a través de un comunicado tener alguna responsabilidad en el caso de contaminación por el que fue sancionado Paolo Guerrero.

La cadena hotelera asegura que cumplió con todos los protocolos establecidos por la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y que estos se ejecutaron cumpliendo a "cabalidad" los requerimientos de seguridad, nutrición y confort exigidos en los diversos contratos suscritos con esta institución deportiva.

Una vez producido el hecho, el hotel refiere que atendió "todas las solicitudes de información del señor Guerrero de acuerdo al marco legal vigente" y, en ese sentido, rechaza haberse negado a colaborar con las investigaciones y con los requerimientos hechos por el jugador.  

"Todas las solicitudes de información del señor Guerrero fueron atendidas de acuerdo al marco legal vigente. Así, se respondió por escrito un cuestionario enviado por el jugador, que nunca recogió y que entregamos a la FPF; se proporcionó los nombres de todos los mozos y azafatas que atendieron a la selección en el área restringida contratada por la FPF en la fecha pertinente; y se le permitió entrevistar al personal de servicio que estimó conveniente, sin que el señor Guerrero pudiese identificar a la persona que supuestamente le habría servido una infusión", explicó.

Seguidamente, el Swissotel dejó entrever una hipótesis de cómo pudo haberse producido la contaminación que la defensa de Guerrero esgrimió ante los tribunales deportivos.

“Debemos precisar también que cuando la FPF lo solicita, se habilita una sala de visitantes para que los jugadores se reúnan con sus familiares, amigos y las personas que ellos indiquen. Esta sala se encuentra fuera del área restringida y no son aplicables los protocolos exigidos por la FPF para el servicio de alimentación y bebidas. El consumo dentro de la sala de visitantes es responsabilidad exclusiva de sus usuarios”, precisó.

Tras deslizar que el futbolista pudo haber consumido la bebida contaminada en esta zona, la compañía hotelera aseveró que ha realizado “su propia investigación interna, cuyo resultado no respalda las acusaciones que viene realizando Guerrero”.

Finalmente, Swissôtel Lima dijo reservarse el derecho de iniciar las acciones legales, civiles y penales contra quienes vienen “difamando y amenazando” a la empresa y a sus colaboradores.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO