Cementos Lima reconoce que sí contrató a BTR

Plataforma_glr
09 Nov 2011 | 19:00 h

 

César Romero C.
 
El gerente general de Cementos Lima, Jaime Carlos Ugás Delgado, confirmó ayer que su empresa contrato los servicios de Giselle Giannotti y Business Track (BTR) a partir de mediados del 2007 para trabajos de seguridad informática y de las comunicaciones corporativas.
 
Anotó que el contrato fue por 112 mil dólares, aunque terminaron, dijo, pagando US$ 210 mil, sin incluir IGV por el servicio para las ocho empresas del grupo Rizo Patrón, encabezadas por Cementos Lima.
 
Ugás Delgado dio esta información al acudir a declarar como testigo de Giannotti en el juicio que la 2da Sala Penal de Reos en Cárcel de Lima sigue a BTR.
 
Ante las preguntas de los magistrados, Ugás Delgado negó que el contrato con BTR tuviera que ver con espionaje industrial, como había asegurado en una audiencia anterior el gerente de Cementos Otorongo, Roberto Paredes.
 
Sin embargo, Ugás no pudo precisar con claridad cuáles fueron los motivos que llevaron al conjunto de sus empresas a contratar los servicios de BTR.
 
Indicó que el 2003 y el 2007 habían tenido problemas de interceptación telefónica, pero que no lo denunciaron a la policía y para lo que inicialmente habían contratado a Andrick Services.
 
Otro tema que los magistrados pusieron de relieve fue el hecho de que el contrato con BTR se dio después de que ingresaran al país sus competidores Cementos Otorongo y Cemex, y se produjera la baja del arancel al cemento.
 
“Cementos Otorongo no es competencia para Cementos Lima, no produce ni importa cemento”, indicó Ugás. Sobre Cemex afirmó que  no logran vender todo el cemento que traen al Perú.
 
Pese a minimizar a sus competidoras, Ugás reconoció que siguió un proceso contra Cemex ante Indecopi y que el caso está ahora en el ámbito judicial.
 
Ugás Delgado reconoció que Cementos Lima controla el mercado del cemento en el centro del país, desde Casma hasta Nazca, mientras que al norte está Pacasmayo, al sur Yura, y al centro Cemento Andino.
 
Al juicio también se hizo presente el jefe de sistemas de Cementos Lima, Santiago Lock Sing, quien hizo precisiones sobre el trabajo que BTR realizó para su empresa.

Buscan a Canaán y a Kjerstad

De otro lado, en el proceso paralelo por el caso Petroaudios, la juez del 3er Juzgado Penal Liquidador, Ingrid Rodríguez, ofició a Interpol para la búsqueda y captura internacional, con fines de extradición, del empresario dominicano Fortunato Canaán Fernández y del inversionista noruego Jostein Kar Kjerstad, por sus vínculos con Rómulo León Alegría y Alberto Químper.
 
El procurador anticorrupción Julio Arbizu pidió la detención de ambos personajes porque estos habían desacatato sucesivas citaciones para ampliar sus declaraciones sobre los negocios y los vínculos políticos que realizaron en el Perú.