Martín Vizcarra hará cambios decisivos en altos mandos de las Fuerzas Armadas

28 Oct 2020 | 5:05 h
Lealtades. Designaciones castrenses de Vizcarra serán claves. Foto: Antonio Melgarejo / La República

Juego de galones. Al concluir los dos años de funciones del jefe del Comando Conjunto y de los comandantes generales del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, en breve el jefe del Estado relevará, pasará al retiro y designará a las nuevas autoridades de los institutos castrenses en una coyuntura especialmente sensible por el segundo pedido de vacancia en curso.

La renovación de la jefatura del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y de las comandancias generales de los institutos castrenses será este año un proceso extremadamente sensible porque se llevará adelante en un contexto en el que algunos sectores buscan la vacancia presidencial para forzar una eventual postergación de las elecciones generales.

No está lejos el incidente que protagonizó el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, con el comandante general de la Marina, almirante Fernando Cerdán Ruiz, cuando se produjo el primer intento de vacar a Vizcarra. Por lo que en el tablero necesariamente habrá un juego de cálculos, apariencias y lealtades.

En el Ejército están en la línea de sucesión los generales de división Manuel Gómez de la Torre Araníbar, Próspero Díaz Arrué y José Vizcarra Álvarez. Coincidentemente, Gómez de la Torre y Díaz pertenecen a la misma promoción Héroes de Pucará y Marcavalle, la que integró el exmandatario Ollanta Humala. Aunque el exmandatario Alan García ascendió al grado de general de brigada a Gómez de la Torre, desde el primero de enero del 2011, fue Humala quien le dio el mismo grado a Próspero Díaz, desde el primero de enero del 2012. Pero también es cierto que Ollanta Humala otorgó el grado de general de división a sus dos compañeros de promoción, desde el primero de enero del 2016.

Pero hay otro detalle. El general de división José Vizcarra, tercero en la línea de comando, pertenece a la promoción Héroes de Concepción, que integró el mayor EP en retiro Antauro Humala, líder del Frente Patriótico y activista a favor de la vacancia de Martín Vizcarra. Sin embargo, se debe precisar que el general José Vizcarra no tiene relación con Antauro Humala ni con su agrupación política. Solo existe la coincidencia de pertenecer a la misma promoción.

Quiénes serán los próximos comandantes generales del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea dependerá mucho de a qué oficial más antiguo elegirá Vizcarra como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Fichas en posición

En todo caso, en el escalafón de las Fuerzas Armadas aparecen como oficiales de mayor antigüedad el vicealmirante Manuel Váscones Morey, el teniente general FAP Raúl Hoyos de Vinatea, el teniente general FAP Rodolfo Pereyra Cúneo, el vicealmirante James Thornberry Schiantarelli y el vicealmirante Ricardo Menéndez Calle.

Le siguen el general de división Manuel Gómez de la Torre, el general de división Próspero Díaz Arrué, el vicealmirante Francisco Calisto Giampietri, el teniente general FAP Jorge Chaparro Pinto, el teniente general FAP Alfonso Artadi Saletti, el vicealmirante Silvio Alva Villamón, el vicealmirante Jorge Millones Gonzales y el general de división José Vizcarra Álvarez. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el vicealmirante Calisto es de la misma promoción que el comandante general de la Marina, almirante Fernando Cerdán. Si este pasa al retiro al terminar sus funciones, tendría que suceder lo mismo con los de su promoción, a menos que el presidente resuelva otra cosa.

De acuerdo con fuentes castrenses de La República, al cierre de edición se estimaba que el general de división Manuel Gómez de la Torre sería el comandante general del Ejército, el vicealmirante Silvio Alva sería el comandante general de la Marina y el teniente general FAP Raúl Hoyos de Vinatea sería nombrado comandante general de la Fuerza Aérea.

Las versiones recogidas indican que para la jefatura del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas podría ser designado el vicealmirante James Thornberry.

martin vizcarra

Promociones en línea

Después del actual comandante general de la Marina, el almirante Fernando Cerdán Ruiz, le sigue el vicealmirante Manuel Váscones. Sin embargo, como son de la misma promoción, al cumplir Cerdán sus dos años de mandato, debería sucederle un oficial de otra generación.

Pero si el vicealmirante James Thornberry va al Comando Conjunto, como indican algunas fuentes, y el vicealmirante Ricardo Menéndez es destinado a un organismo internacional, el camino quedaría expedito para que asuma la comandancia general de la Marina el vicealmirante Silvio Alva.

Por cierto, las fuentes militares hicieron notar que José Vizcarra Álvarez fue ascendido al grado de general de división desde el primero de enero del 2017 por el mandatario Pedro Pablo Kuczynski, y cuando su primer vicepresidente era el Martín Vizcarra. ¿Influirá este hecho en el jefe del Estado al momento de nombrar al comandante general del Ejército?

Hay otro factor a tomar en cuenta. El actual comandante general del Ejército, Jorge Céliz, es del arma de caballería. En el caso del general Manuel Gómez de la Torre, es del arma de artillería, mientras que Próspero Díaz y José Vizcarra son del arma de caballería. Se debe resaltar que Díaz fue el primer puesto en la Escuela de Caballería. Además, e acuerdo con el orden de mérito de la promoción, Próspero Díaz se ubica en el puesto 6 y Gómez de la Torre en el 13.

Respecto al comandante general de la Fuerza Aérea, general del aire Rodolfo García Esquerre, el que le sigue en la línea de mando es el teniente general FAP Raúl Hoyos de Vinatea. Hoyos es de la misma promoción de García, por lo que al terminar este sus funciones tendría que pasar al retiro por renovación.

Razones históricas

Sin embargo, el presidente Vizcarra podría tomar en cuenta que Raúl Hoyos es hijo del reconocido general de división EP Rafael Hoyos Rubio, exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (1979-1980) y comandante general del Ejército (1981), durante cuyo mandato tuvo papel protagónico en el triunfo bélico sobre Ecuador. No se descarta que el mandatario Vizcarra lo designe en el mismo cargo que hace 40 años ostentó el padre del oficial.

El jefe del Estado tiene un amplio margen para mover las fichas de las designaciones en la jefatura del Comando Conjunto y de las Comandancias Generales de los institutos castrenses.

En efecto, el último 22 de octubre, se publicó el decreto supremo suscrito por el presidente Martín Vizcarra y el ministro de Defensa, Jorge Chávez Cresta, que modifica el Reglamento de la Ley de Situación Militar de los Oficiales de las Fuerzas Armadas. A partir de entonces el presidente está facultado a pasar al retiro por causal de renovación hasta 6 generales de división, 4 vicealmirantes y 4 tenientes generales de la FAP, entre los oficiales de mayor grado.

Esto es, la nueva norma le ofrece un amplio margen de discrecionalidad para efectuar los pases al retiro que considere conveniente para franquearles el paso a los oficiales a los que desea nombrar en cargos estratégicos.

No se puede pasar por alto una circunstancia peculiar en el proceso de designaciones de posiciones de mando, y es que el primer ministro es un general de división del Ejército en retiro, Walter Martos Ruiz, por lo que su opinión de todas maneras será tomada en cuenta. Martos es un experto en la materia de gestión castrense.

Walter Martos

Sin duda alguna, el mencionado incidente que protagonizó el presidente del Congreso, Manuel Merino, intentando contactarse con los altos mandos militares en los días previos al primer intento de la vacancia presidencial, dejó en evidencia quién es quién en las Fuerzas Armadas. De acuerdo con las fuentes castrenses consultadas por La República, este hecho le ha permitido a Vizcarra saber con mayor certeza dónde y cómo debe efectuar los cambios. Y deberá hacerlo con sumo cuidado, ante las perspectivas de un segundo intento de vacancia presidencial. Efectivamente, las Fuerzas Armadas no son deliberantes, pero sus mandos tampoco son fantasmales convidados de piedra.

Ola de rumores por próximos relevos militares

Las redes sociales se han convertido en un verdadero disparadero de versiones sobre los cambios en las Comandancias Generales. Entre las especulaciones que circulan se cuenta la que atribuye un supuesto plan del expresidente Ollanta Humala de postular en las próximas elecciones, por lo que la designación en altos cargos de sus compañeros de promoción, los generales de división Manuel Gómez de la Torre y Próspero Díaz Arrué, será de enorme importancia.

También se menciona que el actual comandante general del Ejército, general de división Jorge Céliz Kuong, sería parte del círculo presidencial denominado Los Moqueguanos. Y que Céliz sería nombrado jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, y que por su recomendación al presidente sería designado como comandante general del Ejército el general de división José Vizcarra Álvarez.

También se recuerda que el general Gómez de la Torre, en una campaña por la igualdad en el 2019, se colocó junto con otros oficiales un mandil rosado, un gesto criticado por militares recalcitrantes.

Datos

Margen 1. El presidente puede pasar al retiro hasta 6 generales de división, 34 generales de brigada y 120 coroneles. También hasta 4 vicealmirantes, 24 contralmirantes y 36 capitanes de navío.

Margen 2. Además, hasta 4 tenientes generales FAP, 16 mayores generales y 35 coroneles de la misma institución.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.