Aldo Figueroa se aparta del caso Keiko Fujimori

Tribunal. Tomó la decisión debido al escándalo generado por sus conversaciones telefónicas con Walter Ríos. La Sala Penal Suprema quedará integrada por Príncipe Trujillo, Chávez Mella, Sequeiros Vargas, Castañeda Espinoza y Pacheco Huancas.

Tribunal. Tomó la decisión debido al escándalo generado por sus conversaciones telefónicas con Walter Ríos. La Sala Penal Suprema quedará integrada por Príncipe Trujillo, Chávez Mella, Sequeiros Vargas, Castañeda Espinoza y Pacheco Huancas.

-

El juez supremo Aldo Martín Figueroa Navarro se inhibió, dijo, por decoro de intervenir en el recurso de casación presentado por Keiko Fujimori ante la Sala Penal de la Corte Suprema, contra su prisión preventiva.

Es decir, Figueroa se aparta del caso, pero sin reconocer que exista un impedimento jurídico o un motivo que ponga en duda su imparcialidad en la resolución de dicho caso.

A través de un comunicado, precisó que se inhibe del caso Fujimori "para no perjudicar la institucionalidad del Poder Judicial, al establecer una serie de especulaciones e intromisiones que perturban el desarrollo de este proceso".

Sin embargo, era evidente que, desde un principio, debió apartarse del caso Fujimori, pues más allá de que los audios o su cercanía con Hinostroza, puedan o no ser prueba de un acto ilícito, sí ponen en duda su credibilidad ante la opinión pública.

Audios

Al final, a un alto costo personal, es lo que ha tenido que hacer luego de que se difundiesen los cuatro audios de las conversaciones con el detenido exjuez Walter Ríos, que supuestamente denotarían una relación amical entre ambos.

En uno de los audios, Ríos y Figueroa hablan del nombramiento de Mónica Hoyos como jueza supernumeraria y, en otro, de un problema familiar que habría originado al magistrado supremo esa recomendación.

En otro audio, Ríos lo llama y le dice que el empresario Mario Mendoza quiere hablar con él y si lo puede recibir. Responde que sí. En otro, Ríos le pasa una llamada y el juez Oswaldo Espinoza lo invita a un almuerzo y le dice que estarán los mismos conocidos de siempre, como el tal Mendoza.

Recusación

Antes de la difusión de los audios, el procurador de lavado de activos pidió la inhibición y recusó a Figueroa para revisar la prisión preventiva de Keiko Fujimori, por su cercanía con el prófugo César Hinostroza.

Figueroa se negó a inhibirse, y luego la Sala Penal Suprema consideró que un procurador no puede intervenir en una prisión preventiva, además, que el recurso era extemporáneo.

Pero las difusiones de los audios enturbió más el caso. El lunes, el presidente del Poder Judicial, Luis Lecaros Cornejo, declaró que en su lugar, él sí se habría apartado.

Ante esta nueva situación, a primera hora del martes el juez supremo comunicó a sus colegas, por escrito, que decidía apartarse del caso e insistió en minimizar y restar importancia a los audios como pruebas de un actos ilícito.

En un comunicado, Figueroa dice que comunicará a la Comisión de Ética del Poder Judicial que evalúe los audios y sus eventuales connotaciones. "Nunca desconocí mis conversaciones con el señor Walter Ríos. Haberlo hecho, en el marco de un dialogo privado e informal, no evidencia un vínculo de amistad que, si incluso fuese cierto, es una conducta inocua, intrascendente y que no afecta mi juicio y criterio".

Ahora deberá convocarse al juez llamado por ley a ocupar su lugar y seguir el tramite de la casación de Keiko Fujimori. 

 

Se reconforma la Sala Penal Suprema

Tras la inhibición del juez supremo Aldo Figueroa Navarro para continuar viendo el recurso de casación presentado por Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama, Luis Mejía Lecca y Pier Paolo Figari, contra la prisión preventiva, la Sala Penal Suprema para este caso se volverá a reestructurar.

La Sala Penal para la recusación de Keiko Fujimori estará conformada ahora por los magistrados Hugo Príncipe Trujillo (presidente), Zavina Chávez Mella, Iván Sequeiros Vargas, Jorge Castañeda Espinoza e Iris Pacheco Huancas.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO