Fujimorismo señala que Keiko no está presa por "Cócteles" sino por Odebrecht

A través de un comunicado, bancada de Fuerza Popular sostuvo que su lideresa, Keiko Fujimori, no fue arrestada por "Caso Cócteles", sino por investigación que afronta por aportes de Odebrecht. 

A través de un comunicado, bancada de Fuerza Popular sostuvo que su lideresa, Keiko Fujimori, no fue arrestada por "Caso Cócteles", sino por investigación que afronta por aportes de Odebrecht. 

La bancada de Fuerza Popular (FP), mediante un pronunciamiento oficial, señaló que su lideresa Keiko Fujimori no fue capturada por la investigación que afronta por el "Caso Cócteles", sino por el proceso que afronta por los presuntos aportes de Odebrecht a su campaña presidencial en el 2011.

"La detención preliminar de Keiko Fujimori y de varios dirigentes, militantes y hasta simpatizantes de Fuerza Popular se ha producido en el marco del caso "Anotación Odebrecht", y no por el caso cócteles", señaló el oficio publicado por el secretario general fujimorista, José Chlimper. 

En ese sentido, la bancada naranja criticó que el arresto se haya producido cuando Fujimori Higuchi acudía a declarar el Ministerio Público (MP). "Los Fiscales no han obtenido ningún elemento nuevo en Brasil que se haya incorporado en la carpeta fiscal que haya sido invocado y amerite esta desproporcional orden de prisión preventiva", agregó el comunicado. 

Lo concreto es que la lideresa fujimorista estará en prisión durante 10 días junto a 19 militantes y personas vinculadas a FP, como los exministros Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya. La tesis del fiscal José Domingo Pérez, según fuentes de La República, es que Fujimori Higuchi sería la cabecilla de una estructura criminal al interior del partido político Fuerza Popular que recibió presuntos aportes ilícitos de corrupción. 

Entre esos aportes, habría dinero de la constructora Odebrecht, que fueron recibidos por Bedoya y Yoshiyama, quien se encuentra prófugo. Ellos integrarían los niveles más altos de la organización criminal liderada por la excandidata presidencial.

Otro factor fue las constantes inasistencias de la líder de FP a las citaciones del fiscal Domingo Pérez. Como se recuerda, Keiko Fujimori es investigada por los cócteles realizados en su campaña presidencial del 2016, los presuntos aportes de Odebrecht y la indagación a su exsecretario general, Joaquín Ramírez, por lavado de activos. 

Según trascendidos, en las diligencias realizadas por el Equipo Especial Lava Jato, se comprobó que el exfuncionario de Odebrecht, Jorge Barata, se comunicaba telefónicamente con Jaime Yoshiyama. La revelación aumentó la suspicacia debido a que el exministro es sindicado de haber recibido un millón de dólares para la campaña fujimorista del 2011.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO