Referéndum: los puntos de la bicameralidad que Vizcarra rechaza

Presidente Martín Vizcarra criticó que el Congreso haya modificado la propuesta original del proyecto de bicameralidad respecto a la cuestión de confianza y la paridad de género.

Presidente Martín Vizcarra criticó que el Congreso haya modificado la propuesta original del proyecto de bicameralidad respecto a la cuestión de confianza y la paridad de género.

Durante la convocatoria al referéndum, el presidente Martín Vizcarra respaldó que el Congreso haya aprobado los cuatro proyectos de reforma judicial y política. Sin embargo, respecto al retorno a la bicameralidad, manifestó que no está de acuerdo con las modificaciones que el Parlamento le hizo.

Los dos puntos en que el Jefe de Estado discrepa es en la modificación del escenario en que el Ejecutivo podría pedir cuestión de confianza en el Parlamento y la igualdad de oportunidades en hombres y mujeres para participar en el Poder Legislativo.

Cuestión de confianza

En la propuesta original del retorno a la bicameralidad, el Ejecutivo planteó que, a través del artículo 134 de la Constitución, “el presidente esté facultado de disolver el Congreso (bicameral) si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”.

Pero al Comisión de Constitución, presidida por la fujimorista Rosa Bartra”, cambió el texto para que el Jefe de Estado, a través de la cuestión de confianza, “en ningún caso, podrá disolver la Cámara de Senadores y Diputados”.

La propuesta de referéndum para bicameralidad aprobada por el Congreso estipula que el Ejecutivo solo podrá plantear cuestión de confianza cuando inicie un nuevo Gabinete, en base al artículo 130 de la Carta Magna. Es decir, no cuando el presidente Martín Vizcarra o el futuro Jefe de Estado, requiera alguna reforma constitucional urgente como lo es la de justicia y política.

Congresistas de Nuevo Perú (NP), Acción Popular (AP) y Peruanos Por el Kambio (PPK) criticaron esas modificaciones porque, sostuvieron a La República, atenta contra el equilibrio de poderes del Estado.

“Entre los tres poderes del Estado tiene que haber equivalencia. El presidente solo podrá plantear la instalación (del Gabinete). Los dos contendientes tienen que tener igual de condiciones. El fujimorismo propuso eso con la batuta de Mauricio Mulder”, dijo Alberto Quintanilla de NP.

“(Esa modificación) debilita al presidente, al gobierno frente al Congreso”, expresó Yonhy Lescano de AP, quien sostuvo que el presidente, bajo la bicameralidad aprobada por el fujimorismo, no podría plantear cuestión de confianza “por proyectos de ley presentados por el Ejecutivo”.

“Nosotros discrepamos con esos cambios, asumiendo además de que el Tribunal Constitucional (TC) tendrá que pronunciarse sobre esos conceptos y, por tanto, podría suponer que se tenga que hacer luego una nueva adaptación a lo que se determine en la sentencia”, explicó Gilbert Violeta de PPK.

Cabe recordar que en el TC hay una demanda de Mulder que modifica la cuestión de confianza en la línea que el fujimorismo cambió la esencia del referéndum de bicameralidad.

Paridad de género

La propuesta original de bicameralidad también incluía la paridad de género al momento de que cada partido político presentaba a sus aspirantes al Parlamento. “Las listas de candidatos deben incluir, de manera alternada, un cincuenta por ciento (50%) de mujeres y un cincuenta por ciento (50%) de hombres”, se lee en el proyecto inicial.

Sin embargo, el Congreso aprobó que ese elemento no exista en la bicameralidad. El fujimorismo alegó que esto atentaba contra la meritocracia. El parlamentario Quintanilla señaló que esto también atenta contra la igualdad de condiciones para participar. “Tiene que haber paridad”, precisó.

Al igual que en la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), el fujimorismo se opuso a la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres para participar en las instituciones.

“No les interesa que en el Perú hay una inmensa brecha entre hombre y mujeres (…). Entonces, es plantearle una brecha equilibrada. Si es importante la presencia de la mujer”, dijo entonces Marisa Glave de NP.

El proyecto de bicameralidad aprobado por el Legislativo, cambia el nombre a este poder del Estado a Parlamento Nacional. La aplicación de sus modificaciones, a la cuestión de confianza y paridad de género, entrarán en vigencia a partir del 2021.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO