MISIÓN DART - NASA estrella nave contra un asteroide para desviarlo
Mundo

Fisicoculturista conocido como el ‘Hulk brasileño’ muere tras inyectarse una peligrosa sustancia

El hombre falleció cuando se encontraba celebrando su cumpleaños número 55 junto a su familia, en una localidad de Sao Paulo.

Durante muchos años, Segato se inyectaba synthol, una sustancia para aumentar el volumen de su musculatura, siendo llamado por muchos como 'Hulk'. Foto: Composición LR/Instagram/valdirsegato.oficial.
Durante muchos años, Segato se inyectaba synthol, una sustancia para aumentar el volumen de su musculatura, siendo llamado por muchos como 'Hulk'. Foto: Composición LR/Instagram/valdirsegato.oficial.
Mundo LR

A la edad de 55 años, el fisicoculturista brasileño Valdir Segato, más conocido en las redes sociales como el ‘Hulk brasileño’, falleció el mismo día de su cumpleaños a causa de un paro cardíaco por inyectarse synthol, una sustancia que ayuda a incrementar el volumen de los músculos.

Según informaron los medios locales, Segato comenzó a tener dificultades para respirar cuando celebraban su natalicio en su casa ubicada en Ribeirao Preto, un municipio al interior de Sao Paulo, para luego ser llevado de urgencia por sus familiares a un centro médico de la localidad donde lamentablemente murió.

El hombre se había hecho popular por su figura, la cual no logró mediante trabajo físico, sino que durante mucho tiempo se inyectaba synthol para aumentar el volumen de sus músculos, una sustancia que, según el medio británico BBC News Mundo, es usada por diversos fisicoculturistas para darle forma a sus músculos, pero que a su vez es peligrosa si no se mide su uso.

El fisicoculturista falleció a los 55 años de un paro cardíaco. Foto: Composición LR/Instagram/valdirsegato.oficial.

“El synthol, o también llamado syntherol, es una mezcla de aceite (85% triglicéridos de cadena mediana o MCT), lidocaína (7,5% anestésico local) y alcohol benzilo (7,5%) que se inyecta directamente en el músculo (...). Actúa como un implante, causando un aumento de volumen de inmediato”, señaló César Kálazich, experto en medicina deportiva de la Clínica MEDS.

A pesar de las advertencias que los especialistas le comentaron, como una amputación, el daño de algún nervio o incluso la desfiguración muscular, Segato seguía aplicándose a diario dicha sustancia que perjudicaba su cuerpo.