Papa Francisco condena asesinato de presidente de Haití, Jovenel Moïse

El pontífice argentino, quien se encuentra recuperándose tras una operación de colon, lamentó el homicidio del mandatario y expresó sus condolencias a su pueblo y a su esposa, también gravemente herida.

Papa Francisco condena los actos de violencia desarrollados en Haití y envía condolencias a la nación. Foto: difusión
Papa Francisco condena los actos de violencia desarrollados en Haití y envía condolencias a la nación. Foto: difusión
Agencia EFE

El papa Francisco condenó el “atroz asesinato” del presidente de Haití, Jovenel Moïse, y expresó sus “condolencias” al pueblo haitiano, para el que deseó “un porvenir de concordia fraterna, de solidaridad y de prosperidad”. Así lo informó hoy, jueves 8 de julio, el Vaticano.

“Al tener noticia del atroz asesinato del que ha sido víctima el presidente de Haití, Su Santidad el Papa Francisco transmite sus condolencias al pueblo haitiano y a su esposa, también gravemente herida, cuya vida encomienda a Dios”, dijo la Santa Sede en un comunicado firmado por el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

“Mientras ruega al Padre de la Misericordia por el descanso del alma del fallecido, el Santo Padre expresa su tristeza y condena toda forma de violencia como medio para resolver crisis y conflictos”, añadió Parolin sobre Francisco, que se recupera favorablemente en el hospital de una operación de colon a la que fue sometida el pasado domingo.

El presidente haitiano murió asesinado por hombres armados que asaltaron su domicilio en la capital haitiana, Puerto Príncipe, mientras su esposa Martine resultó herida de bala, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

Francisco también “desea para el querido pueblo haitiano un porvenir de concordia fraterna, de solidaridad y de prosperidad” y “en señal de consuelo invoca la abundancia de las bendiciones divinas sobre Haití y todos sus habitantes”, concluyó la nota.

Investigaciones tras asesinato

Cuatro supuestos asesinos del presidente de Haití, Jovenel Moïse, fueron abatidos por la Policía y otros dos fueron detenidos el miércoles 7 de julio, anunció el director general de la Policía, Léon Charles.

En la operación también se consiguió la puesta en libertad de tres agentes de la Policía que habían sido secuestrados por los supuestos autores del magnicidio, según detalló el responsable de la Policía en una comparecencia junto al primer ministro interino, Claude Joseph, y otras autoridades.