Bielorrusia: detienen a periodista crítico del régimen tras desvío de vuelo

Alexandr Lukashenko fue informado de una amenaza de bomba y “dio la orden de dar la vuelta al avión”, pero no hallaron ningún artefacto. Sin embargo, detuvieron al periodista Román Protasevich.

Según la ONG de derechos humanos Vesná, la novia del periodista también pudo haber sido detenida. Foto: AFP
Según la ONG de derechos humanos Vesná, la novia del periodista también pudo haber sido detenida. Foto: AFP
Agencia EFE

Las autoridades bielorrusas detuvieron a un periodista crítico del régimen después de que el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, desviara al aeropuerto de Minsk un vuelo de la aerolínea Ryanair que volaba de Atenas a Vilna, algo que ha provocado críticas inmediatas de la comunidad internacional.

La tripulación del vuelo FR4978 de Ryanair “fue notificada por el servicio de control de tráfico aéreo de Bielorrusia de una potencial amenaza de seguridad a bordo y fue instruida a desviar el avión hacia el aeropuerto más cercano, Minsk”, señaló la aerolínea en un comunicado publicado en Twitter.

El canal de Telegram, asociado con el servicio de prensa del régimen bielorruso, explicó que el presidente fue “informado de inmediato” de la amenaza y este “dio la orden incondicional de dar la vuelta al avión y recibirlo” en el aeropuerto de Minsk.

Según esta fuente, el comandante en jefe dio, además, instrucciones para que un caza MiG-29 “escoltara el avión de pasajeros”.

Una vez aterrizado en el aeropuerto, los servicios especiales de Bielorrusia no hallaron ningún artefacto explosivo en el avión.

Los pasajeros fueron obligados a someterse a un nuevo control en el aeropuerto, momento en el cual el periodista opositor Román Protasevich fue detenido, según confirmó el Ministerio del Interior.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) expresó en Twitter su “profunda preocupación por el aterrizaje aparentemente forzoso” del vuelo, algo que podría violar las normas del Convenio de Chicago.

El periodista, que viajaba con su novia, que también podría estar detenida, según la ONG de derechos humanos Vesná, fue director y uno de los fundadores de los canales de Telegram Nexta y Nexta Live, basados en Polonia, con más de 1,2 millones de seguidores.