Una adolescente ha cambiado el camino de su vida al convertirse en madre producto de una violación por parte de un hombre de 37 años.
Una adolescente ha cambiado el camino de su vida al convertirse en madre producto de una violación por parte de un hombre de 37 años.

Fue a un chequeo médico y se enteró que estaba embarazada tras una violación

La adolescente se vio obligada a dar a luz. El recién nacido es producto de una violación por parte de un hombre de 37 años.

Mundo LR
16 Nov 2019 | 9:25 h

Ocurrió en Reino Unido. La menor acudió a un chequeo médico de rutina, y en el hospital se enteró que tenía 23 semanas de embarazo.

Se descubrió la identidad del padre después de tener al bebé gracias a una prueba de ADN, en la que se confirmó que se trataba de Quaser Abas, un hombre de 37 años, quien había abusado de la menor.

Abas fue declarado culpable del delito de violación luego de cinco días de juicio en la Corte de Hull y fue sentenciado a 12 años de prisión, informó Hull Live.

PUEDES VER Trabajadora sexual fue abusada y abandonada al borde de una carretera

El tribunal escuchó las acusaciones de la niña, quien sufrió de constantes abusos por parte de Abas, hasta que en un chequeo médico de rutina se enteró que este hombre la había dejado embarazada.

Pero el agresor dijo que la prueba de ADN, donde se revela su paternidad y responsabilidad, había sido ‘contaminada’, y afirmó que los testimonios dados por la pequeña y su madre fueron ‘fabricados y confeccionados’.

La niña declaró ante el juez de la corte que, Abas “había destruido su vida”.

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido señala que la mayoría de procedimientos para interrumpir un embarazo debe realizarse antes de las 23 semanas. Solo en circunstancias excepcionales un aborto tendría lugar en ese tiempo de gestación.

Este no era el caso de la menor, es por eso que tuvo que dar a luz a su bebé que fue producto de una violación.

PUEDES VER Hombre será castrado después de secuestrar, violar y matar a una niña de 9 años

Ella dijo: “No quería un bebé a esta edad, no quería que sucediera de la manera que sucedió. Tenía miedo de decirle a mi madre”.

Por otro lado, resaltó estar tranquila porque con Abas encerrado en la cárcel, ya no podrá hacerles daño a otras niñas.

Fue sometido a una orden de restricción contra la víctima y recibió una orden de prevención de daños sexuales de por vida, lo que significa que no podrá acercarse sin supervisión a niñas menores de 16 años.

Video Recomendado