Fusiones entre empresas pasan desde hoy por Control Previo

Ani Lu Torres

Excongresista Jorge del Castillo fue el impulsor de esta ley conocida como 'antimonopolio'. Foto: difusión
Excongresista Jorge del Castillo fue el impulsor de esta ley conocida como 'antimonopolio'. Foto: difusión

Tras 16 años. Las concentraciones empresariales que superen los umbrales de ventas de 18.000 UIT individual y 118.000 UIT en conjunto deberán solicitar autorización a Indecopi.

Publicidad

Un hito histórico en beneficio de los consumidores peruanos entra en vigencia hoy. Se trata del inicio de la aplicación del Control Previo de Fusiones y Adquisiciones, la herramienta que utilizará el Indecopi para regular nuevos monopolios en el país y evitar, así, un posible abuso de poder de dominio en el mercado a futuro.

Cabe indicar que antes de esta ley, solo la competencia en el sector eléctrico estaba regulado. En ese sentido, las intervenciones del Estado se limitaban a aplicar sanciones cuando la empresa con dominio de algún mercado ya había afectado al consumidor.

Es así que en el 2005 surgió una de las primeras propuestas para regular los monopolios, pero no fue hasta el 2018, tras la cuestionada compra de Química Suiza y MiFarma por parte de InRetail –que ahora posee más del 80% del mercado farmacéutico en el país–, que el excongresista Jorge del Castillo presentó oficialmente el anteproyecto de ley para la regulación de las fusiones y adquisiciones empresariales, conocida como la “ley antimonopolio”.

Dicha ley, que no llegó a oficializarse por detalles de redacción del Congreso de ese entonces, es la base de la actual norma aprobada a fines del 2020 en el Parlamento, reglamentada este año por el Ejecutivo y que, según Hania Pérez de Cuéllar, presidenta del Indecopi, sería aplicada este año en hasta siete solicitudes de fusión que se presentarían hasta el cierre del 2021.

Alcances

No todas las fusiones pasarán por el Control Previo. En principio, está dirigido a aquellas que se encuentren bajo la definición legal de concentración, que tenga efecto en el territorio nacional, así como las que superen los umbrales máximos de ventas, ingresos brutos o valor contable de 118.000 UIT en conjunto (S/ 519,2 millones) o de 18.000 UIT individual (S/ 79,2 millones), las cuales deberán presentar su solicitud ante el Indecopi, quien en una primera fase tendrá hasta 30 días hábiles para responder, de lo contrario, se aplicará el silencio administrativo positivo.

Asimismo, otras operaciones menores que se concreten de hoy en adelante, y hasta por el plazo de un año posterior, podrán también ser revisadas por la Autoridad de Competencia siempre que se identifiquen indicios razonables de que podrían afectar la competencia en el mercado.

Sin embargo, el Indecopi no tendrá opinión vinculante sobre las fusiones y adquisiciones que se realicen en el sistema financiero. Ese rol continuará siendo de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Dinamismo de operaciones

De acuerdo a un reporte de Citi en Perú, publicado en enero último, se prevé que el mercado de fusiones y adquisiciones se reactiven este año, tras la caída abrumadora del número de estas operaciones en el 2020 debido a la crisis sanitaria.

Así, estiman que para este 2021 varias transacciones se concretarán, pues muchos grupos empresariales quieren monetizar ante la pandemia, otros están viendo la diversificación geográfica; y hay mucho interés de parte de los inversionistas globales en distintas industrias como los activos de infraestructura en América Latina.

En esa línea, Juan José Cárdenas, socio de transacciones de EY Law, mencionó a La República que también hay jugadores internacionales interesados en sectores como el retail, salud, tecnología, educación, infraestructura −proyectos nuevos o avanzados que podrían cambiar de manos−, en el sector turismo, restaurantes y hasta en agroindustria.

El dato

Formularios. El Indecopi publicó el “Formulario de notificación simplificado”, “Formulario de notificación ordinario” y los “Lineamientos para el cálculo de umbrales de notificación”, que servirán para aplicar la llamada ley antimonopolio que rige en el país desde hoy.

Crea condiciones de confianza

Jorge del Castillo - Excongresista, impulsor de la ley

Es una gran satisfacción la entrada en vigencia del Control Previo de Fusiones y Adquisiciones en el país porque es, sin duda, un fundamento para la estabilidad de las inversiones —peruanas o extranjeras— y crea condiciones de confianza al empresariado.

Ha sido una lucha desde el 2016, cuando se dio la voz de alerta a raíz de la venta de Backus por US$ 100.000 millones de parte de AB InBev, y creamos una comisión en la que participaron varias bancadas y especialistas, entre ellos de la Untac y la OCDE, que demandaban al Estado un rol regulador del mercado. Así se logró en 2018 agendar nuestro anteproyecto de ley que fue aprobado, pero por una palabra mal redactada no logró implementarse.

Debemos confiar en el profesionalismo del Indecopi para el manejo adecuado de una ley tan importante. Un mal precedente podría ensuciar un sistema que está bien hecho a favor de los consumidores.

Por ello, también es importante evaluar la posibilidad de que la autoridad de competencia sea elevada a un nivel constitucional para garantizar su manejo autónomo frente a cambios de gobierno o intereses políticos.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía de La República y recibe todas las semanas las notas de nuestro suplemento dominical en tu correo electrónico.