Bolivia: ¿No tener una salida marítima perjudica su economía?

Desvetajas. En Latinoamérica, Bolivia y Paraguay son los dos países que no tienen acceso al mar. Esta situación se replica en otros 42 países del mundo.

Desvetajas. En Latinoamérica, Bolivia y Paraguay son los dos países que no tienen acceso al mar. Esta situación se replica en otros 42 países del mundo.

El pasado lunes la Corte de La Haya concluyó, tras cinco años de disputa, que Chile “no tiene la obligación de negociar una salida al mar con Bolivia” debido a que se consideraron infundados los argumentos presentados ante La Haya.

La aspiración boliviana de terminar con la “puerto-dependencia” de Chile, considerando que el 75% de su carga utiliza las instalaciones del país vecino, se desvanecieron tras el fallo de La Haya y aparecen en agenda las desventajas económicas para Bolivia.

Gary Rodríguez, economista y gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, asegura que anualmente el país pierde la posibilidad de que su PBI crezca entre 1% y 3% debido, principalmente, a los costos de traslado de la carga, almacenamiento, seguros comprometidos y la estadía de los vehículos o los consumos en el lugar, además de los perjuicios por no poder utilizar los puertos chilenos en más de 60 días acumulados en los últimos cinco años.

En América Latina, Bolivia y Paraguay son las dos naciones que carecen de litoral marítimo. Esta situación se replica en otros 42 países del mundo que comparten una característica común adicional: la mayoría de estos territorios es considerado en vía de desarrollo con altos niveles de pobreza.

Mussie Delelegn, jefe de la Sección de Países en Desarrollo sin Litoral de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), asegura que los países sin acceso al mar son marginados del comercio internacional, ya que su desventaja geográfica los obliga a incurrir en mayores costos de transporte para poder exportar e importar productos.

UNCTAD estima que los países sin litoral tienen un costo adicional del 30% o 40% en su comercio internacional frente al resto de países. Mussie Delelegn asegura que el costo mayor no es solo consecuencia de la distancia, sino también es el resultado de una falta de redes logísticas modernas, alto valor de los seguros o las demoras para cumplir los plazos de entrega de las cargas, que suelen ser materias primas.

Capacidad productiva

En la otra cara de la moneda están países como Suiza, Austria o Luxemburgo, donde el enclaustramiento territorial no les ha impedido generar riqueza. Sin embargo, Delelegn asegura que ellos superaron los desafíos de no tener litoral promoviendo sus capacidades productivas y una trasformación económica estructural.

De hecho, de los 44 países que no cuentan con acceso al mar, 12 son desarrollados, lo cual muestra que el mar no es el único condicionante. Delelegn asegura que esos países modernizaron la infraestructura comercial tempranamente, diversificando sus exportaciones y desarrollando sectores económicos como el financiero, el turismo o las tecnologías de información, de tal forma que la desventaja geográfica pasó a segundo plano.

El politólogo boliviano y profesor de la Universidad Mayor de San Andrés concuerda con esta idea y asegura que si bien el acceso soberano al mar permitiría impulsar el crecimiento económico de Bolivia, advierte que la competitividad de los productos bolivianos se explica por problemas estructurales en su economía.

“No todo es por culpa del acceso soberano al mar. Bolivia tiene que diversificar su producción y avanzar más allá del modelo extractivista exportador”, afirma.

De todos modos, la ONU plantea que, si más del 70% de los países sin litoral vive en condiciones económicas apremiantes, es innegable que la falta de acceso marítimo es un factor que perjudica el comercio internacional.

En cifras

- 40% de costo adicional en comercio exterior para países que no tienen acceso al mar.

- 70% de los países sin litoral vive en condiciones económicas apremiantes, según la ONU.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO