Aportes a la ONP no alcanzan para más de 575 mil jubilados

Alerta. Al año, el MEF desembolsa S/ 4.000 millones para cubrir pensiones. Congreso quiere elevar la pensión a un sueldo mínimo, pero el MEF se opone por gasto adicional. Urge una reforma ante tendencia al envejecimiento de la población.

Alerta. Al año, el MEF desembolsa S/ 4.000 millones para cubrir pensiones. Congreso quiere elevar la pensión a un sueldo mínimo, pero el MEF se opone por gasto adicional. Urge una reforma ante tendencia al envejecimiento de la población.

La Comisión de Trabajo y Protección Social del Congreso de la República discutió el dictamen que declara de interés nacional que la pensión mínima para los jubilados del Sistema Nacional de Pensiones (SNP) sea equivalente a un sueldo mínimo.

El ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, quien estuvo presente en la sesión, de antemano se opuso a la iniciativa pues argumentó que esta iniciativa significaría un gasto adicional de S/ 2.060 millones anuales. Si bien se trata de una iniciativa legislativa declarativa (“interés nacional”), revela un problema de fondo mucho más grave: el sistema de pensiones necesita una reforma. Las aristas de este gran problema son múltiples. Sin embargo, abordaremos algunas de ellas.

Cambios

Para Noelia Bernal, economista y profesora de la Universidad del Pacífico, un sistema de pensiones debe contar con tres pilares integrados: un sistema no contributivo (como Pensión 65), un sistema contributivo (como la ONP y las AFP) y un sistema voluntario o facultativo. Según explica, Perú no cuenta con un sistema integrado y tiene “subsistemas aislados que operan por su lado”.

“Pensión 65 está a cargo del Midis, las AFP son supervisadas por la SBS, la ONP por su lado y ni que hablar de la Caja de Pensiones Militar. Son cuatro instituciones funcionando separadamente y con sus costos de funcionamiento cada una. Lo más triste es que el sistema en su conjunto cubre a poca parte de la población. La gran mayoría no ahorra con estas instituciones”, dijo.

Por su parte, Hugo Ñopo, investigador de GRADE, asegura que una de las aristas es el “modelo bismarckiano” de pensiones con el que cuenta Perú, es decir, el modelo mediante el cual se le descuenta al trabajador de su salario la contribución a su pensión. Ñopo recoge la propuesta del economista mexicano Santiago Levy, mediante la cual una persona ahorra para su pensión mediante un impuesto al consumo como el IGV.

“En una economía donde un tercio de los empleos son autoempleos y donde dos tercios de los empleos son informales es bien difícil pensar que un modelo bismarckiano vaya a funcionar. En contraposición al modelo bismarckiano, lleva esto a pensar en dejar ponerle puestos a la nómina (salario) para financiar el futuro y pensar en otro tipo de impuestos, como por ejemplo al consumo”, dijo a La República.

Ahorro

Ambos especialistas coinciden en que otro gran problema es la baja tasa de ahorro. “La aritmética es muy sencilla: si ahorramos muy poco en décadas pasadas, pues ahora tendremos fondos demasiado escasos para pagar pensiones”, dice Ñopo y sostiene que “las tasas de ahorro deben casi duplicarse”. A pesar de que suene impopular, explica, la solución pasa por sincerar esto, “sino no hay forma que las cuentas cuadren”.

Actualmente el Sistema Nacional de Pensiones cuenta con cerca de 575 mil jubilados, pero las contribuciones de los aportantes no cubren las planillas. Ante ello, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) desembolsa un estimado de S/ 4.000 millones anuales.

Envejecimiento

Una de las razones por las cuales es urgente una reforma del sistema de pensiones es la tendencia demográfica: las proyecciones indican que la población peruana tiene una tendencia al envejecimiento y una baja en la tasa de natalidad.

“El envejecimiento es un factor que nos va a golpear y ya nos está golpeando. Como sistema de pensiones no estamos preparados para afrontar ese fenómeno demográfico”, añade Noelia Bernal.

Según explica la economista, una mayor tasa de envejecimiento generará pensiones más bajas en el Sistema Privado de Pensiones, así como una mayor falta de financiamiento en el Sistema Nacional de Pensiones.

Y ante ello, Ñopo considera que podría aumentarse la edad de jubilación. “Tiene que pensarse en que 65 años es una edad demasiado joven. Tenemos una esperanza de vida muy superior a eso”, indica.

Claves

- En el año 2050, uno de cada cuatro peruanos será adulto mayor, según estimados de la ONU.

- “Pequeños ‘parches’ no van a dar una respuesta. Es como tratar de curar una fractura con unas curitas. Esta fractura necesita cirugía”, exhorta Ñopo sobre el sistema de pensiones.

adas

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO