RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sociedad

Chavín de Huántar: hace una semana se avisó que había deslizamientos en el cerro Shallapa

“Esto es una tragedia inimaginable”, contó Johnny Verano en pleno derrumbe. Alcalde del distrito confirmó que el 21 de junio alertaron a la población. Alud dejó 70 casas inhabitables y 220 damnificados en milenario distrito ancashino.

Derrumbe. Parte del cerro Cruz de Shallapa se desprendió la tarde del jueves y dejó 70 viviendas inhabitables y 220 damnificados en Chavín de Huántar. Foto: difusión
Derrumbe. Parte del cerro Cruz de Shallapa se desprendió la tarde del jueves y dejó 70 viviendas inhabitables y 220 damnificados en Chavín de Huántar. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

“El Shallapa se viene abajo, esto es una tragedia, todo el pueblo está empolvado, esperemos que no haya víctimas. Es imposible no ponerse triste, no llorar. Ya no puedo más, soy padre de familia, tengo un hijo que me ama. Por el amor de Dios, necesitamos ayuda”. La vida de Johnny Verano, comunicador y vecino del milenario distrito de Chavín de Huántar, simboliza el horror que vivieron decenas de familias la tarde del jueves en el distrito de Chavín de Huántar.

Su testimonio en el momento de la desgracia tiene un profundo impacto humano. Entre lágrimas fue narrando el desprendimiento de tierra y piedras que caían sobre las casas y fue pidiendo ayuda hasta que no pudo más y se quebró.

“Nosotros ingresamos, hicimos las imágenes impactantes. Hombres, mujeres y niños, corrían desesperados. Lloraban, imploraban clemencia. Muy doloroso no saber qué decir a tiempo y encontrarse con algo inimaginado. Difícilmente uno puede ordenar ideas sobre la situación”, expresó.

Advirtieron la tragedia

Yesenia Cueva Díaz, presidenta de la asociación de moradores de Chavín Centro, contó que sus familiares y amigos alcanzaron a salir con vida. “Fue cuestión de segundos”, dijo tras confirmarse que el derrumbe dejó 70 casas sepultadas.

“A las 2:45 p.m. alerté sobre los deslizamientos. Hasta ese momento se habían producido tres desprendimientos de roca”, dijo. Pero lo peor estaba por venir. El cerro no aguantó más y gran parte de él se desprendió y cayó sobre las casas.

El alcalde de Chavín de Huántar, Dioser Ramírez Albornoz, señaló que hace una semana alertaron a las autoridades, a través del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Áncash, para que se realicen los estudios geológicos, pero no fueron atendidos.

“La montaña rugía como si fuera el fin del mundo”, recuerda otro vecino, Rosemberg Sotomayor. “Cuando escuchamos ese sonido tan horrible, salimos corriendo con lo único que teníamos puesto”, cuenta.

El ministro de Defensa, José Luis Gavidia, confirmó que ya se había reportado días atrás el deslizamiento y que las autoridades tomaron “medidas de alerta” con la población. Explicó que este fenómeno es similar al deslizamiento ocurrido en la localidad de Retamas (Pataz), en La Libertad.

Inhabitable. Setenta inmuebles colapsaron por el derrumbe. Foto: difusión

Sin víctimas mortales

Ayer por la mañana, en medio de la desolación, la Policía de Alta Montaña (DEPSAM) lideró las acciones de búsqueda y rescate de posibles víctimas. “Se ha descartado que haya muertos o desaparecidos”, dijo el general Freddy Aristo del Carpio León, jefe del comando de la XII Macro Región Policial de Áncash.

Explicó que personal del Escuadrón de Emergencia y de la USE Huaraz, así como de Chavín, ha acordonado el área devastada y también da protección a los 220 damnificados.

Por su parte, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) envió una brigada de geólogos para realizar una evaluación técnica en el sector donde se registró el derrumbe de rocas y detritos.

Los expertos tienen la misión de determinar la magnitud del deslizamiento, verificar si hay más zonas comprometidas y coordinar con las autoridades de Indeci, Cenepred, gobierno regional y local, las posibilidades de reasentamiento de la población afectada o expuesta, así como emitir recomendaciones.

Arqueología a salvo

En Chavín de Huántar se encuentra el complejo arqueológico que preserva pirámides, cámaras secretas, plazas, túneles, monolitos, acueductos, cabezas clavas, entre otros.

También las pinturas rupestres de Shallapa y la cueva denominada Chico Patac. Desde el mirador de la Cruz de Shallapa se podía ver el pueblo y el centro ceremonial.

El Ministerio de Cultura indicó que el Museo Nacional Chavín de Huántar y el sitio arqueológico no han sido afectados por el deslizamiento.

Sigue llegando la ayuda humanitaria

El programa PAIS ha trasladado carpas, camas plegables y frazadas a la zona. También Cáritas, la empresa Antamina y la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días brindan apoyo a los damnificados. Asimismo, los tambos Cordillera Blanca y Rurimarac. Cuna Más ha dispuesto la apertura del Centro Infantil de Atención Integral Chavín Milenario, para la atención de los niños afectados. Además, en una camioneta de Qali Warma será trasladada la ayuda humanitaria.

Del mismo modo, Essalud desplegó brigadas de la red asistencial de Áncash y del Hospital Perú con médicos, enfermeras, técnicos, medicamentos, carpas, colchonetas, frazadas.

Ayuda. El terminal de buses se convirtió en un alojamiento. Foto: difusión