Sociedad

Paralizan Hospital del Altiplano para que chinos no subcontraten

Represalias. Trabajadores denuncian despidos. Consorcio ejecutor retiró a dirigentes por quejas ante Sunafil.

La Republica
PROTESTA. Obreros no desistirán en su medida hasta lograr reposición de sus dirigentes.
Liubomir Fernández

Puno. La construcción del Hospital del Altiplano para EsSalud licitado por S/ 275.2 millones, fue paralizado. Los obreros de construcción civil, suspendieron los trabajos de la obra en protesta al cese de sus dirigentes del Comité de Obras.

Los despidieron al día siguiente que los dirigentes acudieron a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) para denunciar el cese periódico de trabajadores. De esa forma, buscar liberar personal de planta y tercerizar el servicio.

Retiraron a Eder Nina Alca (secretario del comité de obra), Arturo Pancca Panca (secretario de organización), David Samuel Condori Jahuira (secretario de defensa laboral), Carlos Huaycho Huamán (secretario de actas) y Dany Daniel Rodríguez Callacondo (secretario de economía).

La obra está a cargo de las empresas chinas China Railway Nº 10 Engineering Group co. LTD Sucursal del Perú y Weihai Construction Group Company Limited. Esta última firma está implicada en el caso el Tarot. Este caso de corrupción consistía en pagar hasta 30.000 dólares para acceder a información clasificada y ganar las licitaciones públicas. El dinero era desembolsado a particulares que tenían contacto con funcionarios del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE). La información le permitía al interesado ofertar a menor precio para hacerse de la licitación. Casualmente la ejecución del hospital se habría adjudicado bajo ese método y Weihai Construction Group, está directamente involucrada.

David Samuel Condori, secretario de defensa laboral, aseguró a La República, que los empresarios chinos, tras verse involucrados en el caso Tarot, habrían decidido tercerizar la obra. Esta práctica es común en diversas empresas chinas que operan aún en Puno. Las subcontratistas condicionan el pago de sueldos al desembolso de quien los contrató y sino no cumplen, desaparecen.

“Esa es la razón por la cual están descabezando a los dirigentes de los trabajadores. Pero el acuerdo es unánime. No vamos a permitir que los chinos hagan lo que quieran. Ahora queremos que se vayan. No son garantía de nada. Hay abusos constantes. No pagan. Reclaman de inmediato que los despiden. Ya no vamos a aceptar mas abuso”, dijo David Condori.