Más de 1 000 niños, niñas y adolescentes dejaron de trabajar en las calles durante el 2019

Asimismo, en el mismo año, el Servicio Educadores de Calle atendió un total de 7 922 niños, niñas y adolescentes.

Las principales regiones en donde se atendieron a los menores Lima Metropolitana, Arequipa, Puno, Junín, entre otras. (Foto: MIMP)
Las principales regiones en donde se atendieron a los menores Lima Metropolitana, Arequipa, Puno, Junín, entre otras. (Foto: MIMP)
Sociedad LR

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) informó que, por medio del servicio Educadores de Calle, logró que entre los meses de enero y noviembre del 2019 un total de 1 090 niños, niñas y adolescentes dejen de trabajar en las calles de distintos lugares del país.

Además, el MIMP indicó que en el mismo año el servicio Educadores de Calle atendió a un total de 7 922 menores, de los cuales 4 308 fueron varones y 3 614 mujeres.

PUEDES VER Estado otorgará S/300 mensuales a huérfanos de los feminicidios

La finalidad del servicio Educadores de Calle es el de restituir, así como enseñar a ejercer sus derechos a los menores de edad que trabajan o viven en las calles, así como a aquellos que se dedican a la mendicidad. Para lograr este objetivo los educadores del programa crean un vínculo de confianza con ellos y ellas.

Las principales regiones en donde se atendieron a los menores fueron Lima Metropolitana (1 788), Arequipa (610), Puno (443), Junín (434), La Libertad (405), entre otras. Los profesionales del servicio brindado por el MIMP utilizan una estrategia, la cual demanda tiempo y paciencia para lograr ganar la confianza de los niños, niñas y adolescentes.

Ellos van hasta el encuentro de los menores, quienes venden sus productos. Los educadores apelan al juego para que de esta forma los puedan ayudar en sus estudios y también comprometerlos a participar en distintos talleres para desarrollar las habilidades que tienen y no abandonen sus estudios.

PUEDES VER Enfoque de género será aplicado en Protocolo Interinstitucional para casos de Feminicidio del MIMP

En el proceso, los especialistas hacen un seguimiento de los avances de los menores y de sus familias, les brindan consejería, talleres formativos y artísticos, además de talleres socioeducativos y asesoría legal.

Al mismo tiempo también trabajan con las familias para sensibilizarlas y lograr que se comprometan con su rol protector, además de que comprendan que los menores tienen derecho al juego y estudio.

El programa del MIMP atiende en 22 regiones del Perú, entre los que se encuentran Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Callao, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima, loreto, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, Tacna, Ucayali y, por último, Tumbes.