Contaminación sonora en el corredor minero del sur

INFORME. OEFA instaló 26 puntos de monitoreo, en ruta por donde circulan camiones de Las Bambas. Por ruido hay problemas en 22 puntos, mientras que, por polvo, el impacto es menor.

CONCLUSIÓN PRINCIPAL. OEFA determinó que la generación de ruido de los camiones encapsulados causa contaminación.
La República
29 09 2019 | 07:34h

José Víctor Salcedo

La población cusqueña de Chumbivilcas no se equivocaba, cuando denunciada contaminación por el paso de los camiones encapsulados de las empresas mineras. Los resultados de la fiscalización ambiental en el Corredor Minero del Sur, realizada por el Organismo Especializado en Fiscalización Ambiental (OEFA), confirman en parte lo expuesto por los campesinos. Sobre todo en ruido.

El trabajo abarcó la provincia de Chumbivilcas y contó con participación de representantes de los distritos de Velille, Ccapacmarca, Santo Tomás, Chamaca, Livitaca y Colquemarca. Evaluaron la calidad del aire, agua, suelo, ruidos, entre otros. Los resultados fueron expuestos la tarde del viernes a sus autoridades provinciales.

PUEDES VER: Cusco: Campesinos evaluarán propuestas de MMG Las Bambas

Contaminación sonora

OEFA instaló 26 puntos de monitoreo en Chumbivilcas para analizar si hay contaminación sonora en el corredor. En 22 puntos, exceden los estándares de calidad (ECA) para ruido, en dos no y en otros dos no se pudo aplicar la comparación.

La generación de ruido en niveles que exceden el ECA Ruido es producto del paso de los camiones encapsulados de transporte de concentrados de cobre de Las Bambas. “Exceso atribuido al paso de vehículos que transportan concentrado de mineral”, concluye OEFA.

El organismo dispuso como medida preventiva restringir el tránsito de los camiones en las localidades de Velille y Ccapacmarca (Chumbivilcas), contiguas al corredor minero, entre las seis de la noche y cinco de la mañana. “Si los camiones se encontraran en tránsito dentro del horario restringido, deberán dirigirse a la plataforma de descanso más próxima”, señala.

PUEDES VER: Corredor Minero del Sur: Otra comunidad se suma a bloqueo

Calidad del aire

El aire está contaminado solo en dos puntos por el paso constante de camiones minero. Generan material particulado (polvo) principalmente en Ccapacmarca. Fueron 12 estaciones de monitoreo, dos registran excesos en el ECA Aire y es atribuible, según OEFA, al tránsito minero. Cada día pasan por esa zona más de 350 camiones gigantes.

En los 10 puntos restantes no se exceden estándares permitidos. La medición se hizo durante 14 días continuos. “En todas las estaciones de monitoreo, las concentraciones más altas se dieron durante el día”.

Según OEFA, en este caso, es necesario implementar mecanismos de mitigación de la polvareda con supresores de polvo, que no generen impactos negativos en el ambiente aledaño al corredor. Además, dispone un adecuado humedecimiento de la vía, previo al paso de los camiones con concentrado. Con eso se reducirá en lo posible la emisión de polvo.

En este punto, OEFA también exige tener acceso en tiempo real al sistema de geoposicionamiento satelital (GPS) de los vehículos que sacan los minerales de Las Bambas.

PUEDES VER: Cusco: Comuneros de Chumbivilcas bloquean Corredor Minero del Sur

Agua y suelo

En el caso del agua, se consideraron 75 puntos de evaluación. En 18 de ellos, se exceden los estándares de calidad (ECA) y en 57 no. No obstante, la contaminación, en este caso, “no es atribuible al transporte de concentrado ni a la captación de agua para riego de la carretera”, indica OEFA.

Durante la fiscalización también evaluaron los niveles de polvo sedimentado. Al no existir normativa nacional al respecto, se tomó de referencia la de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de Australia. Según esto, en 13 sitios se exceden los niveles permitidos, en uno se perdió información por un incendio y, en otro, no se exceden. “Exceso atribuido al tránsito general”, concluye.

La evaluación del suelo también se hizo usando normativa internacional. Se eligieron 54 puntos de muestreo, en 19 superan la normativa canadiense para presencia de cobre, pero no se atribuye a la actividad minera. “Se continuará estudiando el origen”, se comunicó.

Estos hallazgos refuerzan la demanda de las comunidades de que la minera construya un mineroducto.

Video Recomendado