ENCUESTA IEP - Elecciones 2022: Daniel Urresti lidera en Lima, López Aliaga y George Forsyth cerca FREDDY DÍAZ - Comisión vota hoy informe que decidirá futuro del parlamentario acusado de violación sexual

Castillo se queda solo: distancia de aliados de izquierda agudizaría su situación, según expertos

El movimiento Nuevo Perú ha sido el último referente de la izquierda democrática que ha marcado su alejamiento del mandatario. Especialistas consideran que ahora “priman intereses” en quienes apoyan al presidente.

El ex ministro de Economía, Pedro Francke; la ex primera ministra, Mirtha Vásquez, y la excandidata presidencial, Verónika Mendoza, han marcado su distancia de Pedro Castillo. Foto: composición Gerson Cardoso/La República
El ex ministro de Economía, Pedro Francke; la ex primera ministra, Mirtha Vásquez, y la excandidata presidencial, Verónika Mendoza, han marcado su distancia de Pedro Castillo. Foto: composición Gerson Cardoso/La República
Síguenos en Google News
Andrea Abanto

El presidente Pedro Castillo se encuentra en las horas más complicadas de su gestión. El paro de transportistas y los diversos conflictos sociales dados en el interior del país han generado una respuesta equívoca e incluso autoritaria por parte del Gobierno, como se dio el último martes 5 de abril, cuando se decretó el toque de queda de 22 horas, algo que muchos consideraron inconstitucional y que, tras el reclamo de las calles y del Congreso, anunció que derogaría antes de que termine el día.

Previo a su victoria en las Elecciones Generales 2021, cuando candidateaba en segunda vuelta, Castillo Terrones recibió el respaldo del movimiento de izquierda Nuevo Perú, a través de la excandidata presidencial de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza. Al asumir la presidencia y conformar su gabinete, designó a Pedro Francke como ministro de Economía. Más adelante, nombró a Mirtha Vásquez como su presidenta del Consejo de Ministros.

Pero en la medida que ha ido avanzando su Gobierno, y tras los escándalos que lo involucraban con actos de corrupción, estos personajes de izquierda han ido marcando su distancia, pues consideran que el Ejecutivo no está cumpliendo con servir al pueblo como fue prometido. Especialistas consideran que ahora a Pedro Castillo solo le quedaría apelar a las fuerzas políticas en el Congreso.

PUEDES VER: Corte IDH ordena al Perú no implementar fallo para liberar a Alberto Fujimori

“Más que ideologías, priman intereses específicos”

El politólogo Alonso Cárdenas recordó que las “rupturas en la izquierda” se han dado anteriormente también con Verónika Mendoza y el Partido Nacionalista durante el gobierno del expresidente Ollanta Humala, por lo cual opinó que este acto es frecuente en la política peruana.

Lo que importa ahora es saber si esta ruptura que ha tenido un grupo de izquierda con Perú Libre se va a traducir en los votos en el Congreso para la censura de los ministros o, inclusive, para la vacancia”, mencionó para La República.

Además, consideró que Pedro Castillo, al no definirse como un hombre de izquierda —pese a que el partido que lo llevó a la victoria lo sea—, hace más complicado que pueda coincidir con esa ideología en una sola dirección. Por ello afirmó que el apoyo de congresistas al presidente varía según cuestiones particulares.

PUEDES VER: Dina Boluarte: agenda revela quiénes apoyaron en campaña y hoy tienen vínculos con el Ejecutivo

Aquí, más que ideologías, priman intereses específicos. Si bien uno es de derecha o de izquierda en el papel, a la hora de votar hay una tremenda coincidencia. Por eso es tan importante que el presidente y el partido tengan ese vínculo. Imaginemos que cae Pedro Castillo y asume Dina Boluarte, Perú Libre se convierte en el opositor a su propio gobierno”, resaltó Cárdenas.

“Si han negociado bajo la mesa, hoy Castillo ya no tiene mucho que ofrecer”

A su vez, el analista político Luis Benavente señaló que la izquierda que apoyaba antes al presidente Pedro Castillo, como la de Nuevo Perú, Mirtha Vásquez y Pedro Francke, ha tenido que soportar rechazos desde Perú Libre, pues de alguna manera ellos no querían “compartir el poder con otra izquierda”.

Creo que la ruptura venía de atrás y el punto crítico se produce con la renovación del gabinete cuando entra Aníbal Torres y salen ministros de Nuevo Perú. Pero creo que ahora ya hay una reconfirmación de ese distanciamiento”, declaró a este medio.

PUEDES VER: Giulliana Loza y abogados del caso Keiko Fujimori piden eliminar sus restricciones

Las votaciones en el Parlamento han demostrado que Castillo solo parece contar con los congresistas de Perú Libre, Perú Democrático, Juntos por el Perú, algunos de Acción Popular y otras bancadas de oposición. Respecto a ello, Benavente sostuvo que ahora algunos de ellos deberán evaluar si seguir respaldándolo, pues “ser vinculados a una figura ya tan desgastada ya no es buen negocio político para ellos”.

Si han negociado bajo la mesa entonces hoy Castillo ya no tiene mucho que ofrecer. Si hay congresistas que vendieron su voto en el Congreso para defender a Castillo en el proceso de vacancia, ahora ya no tienen mucho que ganar con él y, además, tienen que rendir cuentas a sus votantes y pensar en su futuro político”, refirió.