“Ni Merino, ni Vizcarra, estamos con la gente que necesita ser escuchada”

Lo que piden los jóvenes. Nuevas generaciones que participan en las movilizaciones contra el régimen de Merino coinciden en el hartazgo ante una clase política que ejerce el poder de espaldas a la población. Alzan su voz por un cambio para revertir esta situación. Muchos consideran que se necesita cambiar la Constitución Política.

Símbolos. De universidades, institutos, colegios y colectivos libres, se organizaron para unir fuerzas, La bandera nacional es un símbolo que acompaña las movilizaciones para ratificar compromiso con el país. Foto: Oswald Charca/La República
Símbolos. De universidades, institutos, colegios y colectivos libres, se organizaron para unir fuerzas, La bandera nacional es un símbolo que acompaña las movilizaciones para ratificar compromiso con el país. Foto: Oswald Charca/La República
David Pereda

Los jóvenes peruanos protagonizan las protestas contra el cuestionado régimen de Manuel Merino en las calles de diferentes lugares de todo el país. Aunque hay diversas demandas de varios grupos, las nuevas generaciones coinciden en el hartazgo ante una clase política que no los representa.

“Queremos que se vayan todos. Lo que ha pasado ha sido por pugnas de poder de parte de partidos políticos con intereses económicos detrás. Por eso, estamos en contra de Merino. Pero también estamos en contra de Vizcarra porque durante todo este tiempo ha sido servil a intereses económicos de las empresas”, sostiene Ismelda Balta, dirigenta de la Federación Universitaria de San Marcos.

Balta, de 23 años, estudiante de sociología de San Marcos, ha participado en varias marchas reclamando por la gratuidad de la educación. Por eso, se opone a las actuales leyes que permiten a las universidades públicas cobrar a los estudiantes para generar recursos.

Lo sucedido en el Congreso con la vacancia de Martín Vizcarra y la toma del poder de Merino encendió los ánimos de los jóvenes que venían reclamando por diversas necesidades y que no eran tomados en cuenta por los políticos que ejercen el poder. Que ahora se hagan del Gobierno como lo han hecho fue la gota que rebalsó el vaso.

Como se sabe, el Congreso utilizó un artículo de la Constitución pendiente de precisión en el Tribunal Constitucional (TC). En vez de responder al TC para que este se pronuncie, aceleró la vacancia contra Vizcarra por un caso de presunta corrupción.

“Protestamos en contra de todos. El Congreso no nos representa tampoco, queremos que se vayan”, agrega la activista.

En la componenda de grupos políticos que sumaron los votos para destituir a Vizcarra, destacan quienes están interesados en petardear la reforma universitaria que afectó sus negocios al cerrar universidades de mala calidad. Ese es otro punto que moviliza a los jóvenes.

“Defendemos la reforma universitaria. Estamos en contra de la creación de universidades sin mínimos estándares”, asegura María Fernanda González, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica (Fepuc).

González, de 21 años, estudiante de Periodismo de la PUCP, promueve el encauzamiento de este descontento hacia la acción política que apunte a lograr que se atiendan las demandas que el poder desdeña.

“No defendemos a Vizcarra ni a Merino, respaldamos a la ciudadanía que necesita ser escuchada”, sintetiza la activista.

Diversos grupos de jóvenes estudiantes de universidades, institutos, escolares, o de colectivos libres sumaron fuerzas con consignas que no siempre coincidían, pero que esta vez tenían un punto de encuentro clave: la vacancia y asunción de Merino aparecían como clara evidencia de una clase política de espaldas a la población.

“Salimos a marchar por la ilegitimidad al gobierno de Manuel Merino y el gabinete Flores-Aráoz. Marchamos para que se cumpla el sueño de miles de peruanos y peruanas que quieren un Perú más justo y solidario”, dice Alexis Salomé, del Frente de Estudiantes de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

“No estamos a favor de ese Congreso que ha tomado el poder. Que la justicia determine sobre Vizcarra y sus denuncias”, señala Santiago Benavides, secretario de Institutos de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP).

Benavides, de 28 años, estudiante de Educación Física del Instituto Sagrado Corazón de Jesús de Lambayeque, lidera marchas en esta ciudad del norte.

El TC debe hacer una investigación y definir si es inconstitucional lo que se hizo. Con esta vacancia se ha retrocedido. En educación, hemos retrocedido al 2015”, expresa Nilzhia Aragón, secretaria de Asuntos Escolares, de la FEP, de 17 años, recién egresada de la secundaria en el Cusco.

Organización

Apenas se dio la vacancia contra Vizcarra, los jóvenes comenzaron a organizarse. Ante las iniciativas que surgieron pronto para movilizarse, aprovechando las redes sociales y aplicaciones de telefonía inteligente, González y sus compañeros acordaron preconcentraciones para marchar en orden.

“No nos esperábamos el alcance de la convocatoria que fue creciendo. Fuimos en varios grupos que se preconcentraban en diferentes puntos”, cuenta.

Al endurecerse la represión policial, tuvieron que intensificar las medidas para cuidarse.

“Nos hemos ido distribuyendo en comisiones para poder garantizar el cuidado de los compañeros que sean agredidos por la policía, con una brigada de salud de los estudiantes”, dice Balta, la dirigenta sanmarquina.

Nueva Constitución

Para varios grupos organizados de jóvenes, para revertir está situación en que los políticos ejercen el poder de espadas a la población, se debe cambiar la Constitución Política, máxima normativa de nuestro país.

“Planteamos que ni Vizcarra ni Merino representan la dignidad del pueblo peruano, creemos que es oportuno repensar el país rumbo a una nueva Constitución”, expresa José García, vicepresidente de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP).

García, de 28 años, egresado de Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional Agraria de la Selva (UNAS), resalta que su organización deslinda de grupos políticos y de la violencia.

“Creemos en el Estado de derecho y respetamos el ordenamiento jurídico. Invitamos a los estudiantes a seguir luchando por su dignidad y una nueva Constitución que beneficie a la población”, alega.

Es otra agenda que, ante los acontecimientos en Chile, ha conseguido un nuevo impulso.

“Ni Merino ni Vizcarra. Los estudiantes hemos estado en abandono. La pandemia ha mostrado al país tal cual es. Urge otra Constitución acorde a nuestra realidad”, anota Paola Alvarez, secretaria de Escuelas de Arte de la Federación de Estudiantes.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.