Los probados nexos de Alan García con Nava y Atala

Ángel Páez
21 04 2019 | 21:00h
El caso Odebrecht: continúa la investigación

Enlazados. Al descubrirse que Luis Nava y Miguel Atala, dos viejos amigos del expresidente Alan García, recibieron pagos ilegales de Odebrecht, el Equipo Especial del caso Lava Jato confirmó la pista que había iniciado el 31 de marzo del 2017 cuando incluyó por primera vez al exjefe de Estado aprista.

El lunes 15 de abril la constructora Odebrecht remitió a los fiscales del caso Lava Jato dos piezas trascendentales del rompecabezas del esquema de corrupción durante el segundo gobierno aprista. Despachó documentación que probaba que el dinero que Odebrecht transfirió a la cuenta de Miguel Atala Herrera en el Banco Privado de Andorra era en realidad para Luis Nava Guibert, el exsecretario presidencial a quien por otra vía le hicieron más desembolsos, por un total que supera los 4.5 millones.

Para los fiscales, la información enviada desde Brasil fue como música celestial para sus oídos. En la constelación de íntimos y leales amigos de Alan García, Atala y Nava eran parte de un poderoso trío. Según los fiscales, Atala y Nava fueron intermediarios de los pagos ilegales de Odebrecht para el exjefe de Estado, como gratificación por haber facilitado que la constructora recibiera los proyectos más costosos de su mandato, los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Tren de Lima y de los tramos 2 y 3 de IIRSA Sur.

PUEDES VER Alfredo Barnechea envió mensaje tras aparecer en velorio de Alan García [VIDEO]

Existe numerosa evidencia documental sobre el vínculo entre García, Nava y Atala, una relación que incluso ha proseguido entre sus hijos, como es el caso de José Antonio Nava Mendiola y Samir Atala Nemi, ambos también involucrados en la danza de sobornos de Odebrecht.

El 8 de setiembre del 2003, los tres amigos constituyeron la Asociación Democracia Social. García fue inscrito como presidente, Luis Nava como secretario y Miguel Atala como tesorero. Como vocal fue registrado Juan Huesa Panizo, quien fuera socio de Nava en su estudio de abogados. La defensa de García sostiene que la asociación fue un acto episódico y que no tuvo actividad. Probablemente, pero el punto es que consta la cercanía de los tres personajes.

Poco después, el 22 de abril del 2004, Luis Nava y Miguel Atala constituyeron el Instituto del Empleo, confirmándose la existencia del estrecho vínculo fraternal entre ellos, quienes a su vez mantenían amistad con Alan García. En la inscripción en Registros Públicos aparece como vocal Juan Divizia Dellepiane. Esta persona es importante porque cuando salieron a la luz los pagos de Odebrecht a la cuenta de Miguel Atala en el Banco Privado de Andorra (BPA), Alan García declaró que, efectivamente, conocía a Atala porque se lo había presentado “un empresario de apellido Divizia”. Durante su segundo gobierno, García nombró a Miguel Atala como vicepresidente de Petroperú, lo que indicaría que era más amigo de este que de Divizia.

El 19 de setiembre del 2017, el diario español El País reveló que las autoridades de Andorra descubrieron que Odebrecht pagaba sobornos mediante cuentas abiertas en el BPA y mencionó por primera vez a Miguel Atala Herrera. Sorprendió que entonces Alan García no tratara con dureza a Atala en su cuenta de Twitter, a diferencia de los exfuncionarios apristas a quienes también se les descubrió dinero en el mismo banco. Quizás porque estos no eran tan cercanos a García, como sí lo fue, y mucho, Atala.

Precisamente, Miguel Atala Herrera reaparece en Registros Públicos como socio y fundador de la empresa Del País Consorcio Periodístico, que edita el diario Del País que es conocido por su línea a favor de Alan García. La compañía editorial se constituyó el 22 de abril del 2003 y el diario sigue publicándose. Alan García aparece como columnista y le dedica su última portada con el titular: “Alan: No tengo miedo. No eludo a la justicia, aquí estoy y todo esto se acabará con las declaraciones de Jorge Barata”. El final fue otro.

PUEDES VER Odebrecht pagó a empresa de Luis Nava $ 25 millones

Sincera fidelidad 

Después de que IDL Reporteros revelara que Odebrecht había comunicado al equipo de fiscales que había transferido más de 4 millones de dólares a Luis Nava por intermedio de una cuenta de este en la BPA y otros bancos, el exsecretario presidencial de García desmintió la información y luego se internó en una clínica. Es conocida la vieja amistad de Nava con Miguel Atala, que se grafica incluso con la contribución económica del empresario textil para su campaña como candidato al Parlamento Andino. Pero la confianza que García depositaba en Nava superaba la de compañero de partido.

El 14 de marzo del 2003, cuando era conocido que Alan García lanzaría su candidatura a las elecciones presidenciales del 2006, este y su esposa Pilar Nores Bodereau otorgaron un “poder con amplias facultades” a Luis Nava Guibert. Estos poderes incluían comprar y vender inmuebles, otorgar u obtener créditos, efectuar gestiones ante la Sunat, Telefónica o municipios y celebrar cualquier acto o contrato. Sin embargo, se precisa que “la enumeración de facultades son enunciativas y no limitativas”.

Pero algo sucedió entre los esposos porque, el 6 de enero del 2005, Pilar Nores revocó el “poder con amplias facultades” que concedió a Nava. La razón se conoció el 23 de octubre del 2006, cuando en conferencia de prensa, y ante la presencia de su cónyuge, García anunció que el año anterior había tenido un niño de una relación extramatrimonial. Pero el expresidente mantuvo vigente el poder a favor de Luis Nava Guibert, en evidente demostración de fidelidad fraternal. Para los fiscales, Nava actuó como testaferro de García, lo que explicaría las transferencias de Odebrecht al exsecretario presidencial.

En entrevistas con los medios el martes 16 de abril, García continuó defendiendo a Nava y Atala bajo el argumento de que ellos explicarían convincentemente el origen de los fondos transferidos por Odebrecht. Quizás el exjefe de Estado no estaba seguro de que así sería. Cuando los autoridades lo buscaron en la mañana del 17 de abril para arrestarlo, decidió terminar con su vida.

PUEDES VER Revelan nuevas imágenes de la diligencia fiscal contra Alan García [VIDEO]

Congelan sus cuentas

En tanto, ayer se informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a solicitud del Ministerio Público, congeló las cuentas bancarias del exsecretario de la Presidencia de la República, Luis Nava Guibert, y las de su hijo, José Nava Mendiola, sobre quienes pesa una orden de detención preliminar en el marco de las investigaciones del caso Odebrecht.

Con respecto a las cuentas de Nava Mendiola, quien salió del país el mismo día que se ordenó su arresto preliminar, estas suman S/ 315.224 y estaban depositadas en dos entidades bancarias. Mientras, a Nava Guibert se le congelaron cuentas por S/ 328.310 y US$ 114.619 en seis entidades financieras.

Los bienes inmuebles y propiedades de Luis Nava y de sus hijos también han sido inmovilizados por gestiones del fiscal de lavado de activos José Castellanos.

Entre esos bienes figuran los 65 vehículos de carga pesada y ligeros registrados a nombre de Transportes Don Reyna, que están en obras en el interior del país o en el taller de la empresa.

En este último, según un video difundido por Cuarto Poder, hay varias unidades, entre ellas el viejo ‘Alanmóvil’, vehículo que utilizó el exmandatario en su campaña electoral del 2006, en la que incluso participaba activamente José Nava Mendiola.

Los contratos suscritos por Odebrecht y Transportes Don Reyna, desde el 2008 al 2016, sumaron casi US$ 25 millones.

En este monto no están incluidos los US$ 85 mil que Odebrecht transfirió a las cuentas de Don Reyna el 2007, cuando todavía no tenían ninguna relación contractual, según documentos de la Unidad de Inteligencia Financiera. Se supone que el primer contrato lo suscribieron en setiembre del 2008.

Odebrecht fue también la principal generadora de ingresos para Transportes Don Reyna, que por diez años dirigió el exsecretario de Alan García Luis Nava Guibert, aunque este negó irregularidades siempre. 

PUEDES VER Vizcarra sobre suicidio de Alan García: "No debemos dar lugar al aprovechamiento político"

El dato

- Debido a que el ex Jefe de Estado Alan García intentó salir del país internándose en la residencia de Uruguay, la fiscalía del caso, al recibir la información de Odebrecht sobre transferencias a Luis Nava, solicitó y recibió la autorización de detención preventiva para el expresidente.

También existen vínculos entre los hijos de los amigos

- En el mandato de detención que se extendió después que Odebrecht reportó el pago de sobornos a Luis Nava y Miguel Atala, también están comprendidos José Luis Nava Mendiola y Samir Atala Nemi, hijos de los amigos del expresidente Alan García.

- Respecto a Samir Atala, las autoridades andorranas informaron que la cuenta a la que Odebrecht abonó más de 1 millón 300 mil dólares -Ammarin Investment-, si bien había sido abierta por su padre Miguel Atala Herrera, este le transfirió un poder a su hijo para que dispusiera de los fondos. Samir Atala sabría quién es el destinatario final de ese dinero. Según Odebrecht, es Luis Nava. Para la fiscalía, Nava lo habría transferido a García.

- José Antonio Nava aparece como socio fundador de la empresa Transportes Don Reyna, que originalmente constituyó su padre Luis Nava. Aparte de los contratos por 24 millones de dólares que suscribió con Odebrecht, la empresa brasileña le transfirió 400 mil dólares.

- Los fiscales descubrieron que entre Transportes Don Reyna, de José Luis Nava, e Industrial Safety, que constituyó Samir Atala Nemi el 29 de septiembre de 2011, existieron relaciones comerciales. Los unía Odebrecht.