El día del robo, Chávarry le abrió la puerta a su asesora

Conspiración. Según la Diviac, las nuevas imágenes comprueban que existió una concertación cronometrada de personal del exfiscal de la Nación para incursionar en oficina lacrada del asesor Juan Duarte y retirar evidencia incriminatoria.

Conspiración. Según la Diviac, las nuevas imágenes comprueban que existió una concertación cronometrada de personal del exfiscal de la Nación para incursionar en oficina lacrada del asesor Juan Duarte y retirar evidencia incriminatoria.

“No sabía”, “desconozco”, “es una coincidencia”, argüía el exfiscal de la Nación Pedro Chávarry Vallejos cada vez que le preguntaban por su presencia en la sede del Ministerio Público, en el mismo momento que su asesora, Rosa Venegas Mello, y tres miembros de su escolta participaban en el robo de documentos en la oficina lacrada de su consejero Juan Duarte Castro. Nuevas imágenes obtenidas de las cámaras de seguridad por agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) confirman que Chávarry siempre estuvo al tanto de las actividades de Venegas y de sus tres guardaespaldas.

La hipótesis de la Diviac es que Chávarry estuvo perfectamente enterado de la sustracción de documentos del despacho de su asesor Juan Duarte, que había sido lacrado por el fiscal José Domingo Pérez para buscar documentos incriminatorios. Pérez sospecha que Duarte, nombrado enlace entre el fiscal de la Nación y el Congreso, fue contratado por Chávarry para servir como contacto entre las bancadas fujimorista y aprista. Como es de conocimiento público, Chávarry cuestionó a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez por “dedicarle más tiempo” a los casos de Keiko Fujimori y Alan García. Con ese argumento, el 31 de diciembre los destituyó y nombró a otros fiscales en su reemplazo, pero, ante la protesta ciudadana, los reincorporó.

Imágenes lo dicen todo

Al tener indicios de que el asesor Juan Duarte era el coordinador de Chávarry con las bancadas aprista y fujimorista, el fiscal Pérez intervino en su despacho del noveno piso del Ministerio Público, donde también queda la oficina de Chávarry. A las 3 y 30 de la tarde, las cámaras registraron que Rosa Venegas, con la complicidad de los agentes de seguridad del exfiscal de la Nación, Juan Arias Contreras, James Rodríguez Zavaleta y Hugo Robles Chiong, irrumpió ilegalmente en la oficina de Duarte y se llevó tres cajas de documentos.

Primero a la radio colombiana Blu y luego a la prensa nacional, Pedro Chávarry aseguró que no sabía nada de las actividades de sus tres guardaespaldas y mucho menos de su asesora de prensa, e incluso llegó a decir que era usual que trabajara los ábados. Nunca mencionó que se encontró con Rosa Venegas –cuyo trabajo anterior había sido el de consejera de la fujimorista Karina Beteta Rubin– en las mismas instalaciones donde se produjo la sustracción de los documentos en la oficina lacrada de Juan Duarte.

Durante todo el tiempo, los agentes de la Diviac encontraron dificultades para identificar a los perpetradores del robo. Para empezar, el gerente de Seguridad del Ministerio Público, Juan Asmat Bucalo, negó que existieran videos de lo transcurrido en el noveno piso porque, afirmó, ese sábado 5 de enero no funcionaron los aparatos. Era completamente falso.

La mentira por minuto

Cuando los agentes de la Diviac ubicaron las imágenes del día de la incursión ilegal de la oficina lacrada de Duarte, encontraron varios momentos en los que Chávarry mantuvo contacto con sus tres guardaespaldas y con Rosa Venegas. El exfiscal de la Nación una vez más había faltado a la verdad.

A las 11 y 18 de la mañana, la asesora Rosa Venegas ingresó en el Ministerio Público por la puerta principal de la avenida Abancay. Poco después, a las 12 y 30 del día, Pedro Chávarry llegó a su oficina en compañía del agente Juan Arias Contreras. Minutos después, las 12 y 51, Venegas bajó a la recepción del primer piso para recoger a una persona por el momento no identificada, a quien hizo subir al noveno piso. La policía cree que es alguien que luego del robo de la oficina lacrada se llevó información sensible.

Como se informó anteriormente, entre las 15 y 30 y 15 y 40 minutos del sábado 5 de enero, Rosa Venegas y los policías irrumpieron en la oficina lacrada del asesor Juan Duarte llevándose información incriminatoria.

Una hora después, a las 16 y 32 de la tarde, las cámaras registraron cuando Pedro Chávarry le abría la puerta a su asesora Rosa Venegas para que luego tuviera acceso al ascensor para bajar al primer piso y retirarse del Ministerio Público.

Se observa a Chávarry en algunas de las imágenes sonriendo e intercambiando comentarios con Venegas y sus agentes de seguridad, Juan Arias Contreras y James Rodríguez Zavaleta, con quienes Venegas asaltó el despacho del asesor Juan Duarte.

Como puede comprobarse en las imágenes adjuntas, Pedro Chávarry y los agentes de seguridad aparecen en varios momentos en la zona exclusiva del despacho del fiscal de la Nación, en compañía de otro asesor de confianza, Max Aranda Hernández. Curiosamente, Aranda no se retiró como cualquier persona por el ascensor sino por la salida hacia el sótano.

Aranda tendrá la oportunidad de aclarar qué hacía junto con Chávarry y Venegas el mismo día que se produjo la sustracción de documentos incriminatorios en la oficina del asesor Juan Duarte.

En las nuevas imágenes procesadas por la Diviac se observa al gerente de Seguridad del Ministerio Público, Juan Asmat Bucalo, en compañía del exfiscal de la Nación Pedro Chávarry. Por lo tanto, todo indica que estaba al tanto de lo sucedido ese sábado 5 de enero.

Cuando la Diviac procedió a investigar el caso, Asmat interpuso una serie de obstáculos para que los agentes no cumplieran eficientemente con su trabajo. Por ejemplo, como se ha mencionado, se negó a entregar los videos de las cámaras del noveno piso con el argumento de que los dispositivos estaban malogrados hacía varias semanas.

Todo se sabe

Además, cuando la Diviac ingresó para intervenir la oficina de Juan Duarte, encontró una tarjeta de presentación de este asesor pegada en una puerta de un despacho que no le correspondía.

Significaba que se pretendía engañar a los policías de la Diviac. Solo personal de seguridad bajo la responsabilidad de Juan Asmat tenía acceso a esa zona.

Como conclusión, los agentes de la Diviac señalan que para la consumación del retiro ilegal de documentos de la oficina del asesor Juan Duarte Castro existió una coordinación de voluntades con dicha finalidad, y que incluye al exfiscal de la Nación, a altos funcionarios a su servicio y a efectivos de su seguridad personal.

“Luego de una paciente revisión de los videos de las cámaras (...), se logró visualizar a personas que vulneraron la oficina lacrada, así como también (se comprobó) la sincronización de roles que hubo para extraer objetos de la oficina lacrada”, señala el reporte policial.

También las imágenes revelan que el jefe de la escolta de Chávarry, Juan Arias Contreras, poco antes del robo de los documentos de la oficina deslacrada, les dijo algo a los dos agentes de seguridad de una empresa privada contratada por el Ministerio Público.

Lo cierto es que esos dos agentes privados fueron testigos oculares del deslacrado ilegal de los miembros de la escolta de Chávarry y de la asesora Rosa Venegas y nunca informaron nada. ¿Qué les dijo Juan Arias para que se quedaran callados y no reportaran a las autoridades lo que habían visto?

Una vez terminado el operativo ilegal en el que participaron dos agentes bajo su mando, los suboficiales James Rodríguez Zavaleta y Hugo Robles Chiong, se dirigió al despacho de su jefe de entonces, el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry. Horas después, todos los concertados seencontraron en el ascensor con Rosa Venegas, e intercambiaron sonrisas, una vez terminada la jornada.

El dato

- Según el análisis de los agentes de la Diviac que investigan el caso de la sustracción de documentos de la oficina lacrada del asesor Juan Duarte, los autores tenían un evidente interés de evitar que el fiscal José Domingo Pérez tuviera acceso a esa información por su alto contenido incriminatorio. No contaban con que las cámaras lo registrarían todo y los dejarían en evidencia.

Alrededor de una decena de personas implicadas todavía no son plenamente identificadas

- Las cámaras del Ministerio Público captaron a varios personajes cuya participación en el caso de la sustracción de documentos en la oficina lacrada del asesor Juan Duarte es necesario deslindar para establecer si aparecieron por coincidencia o tuvieron alguna actuación.

- Entre ellos se encuentran el exsecretario general de la Fiscalía de la Nación Aldo León Patiño; el exasesor de Pedro Chávarry, Max Aranda Hernández; el exgerente de Seguridad Juan Asmat Bugalo; el chofer Juan Céspedes Vásquez; y un asistente de apellido Benavente. También se observa a la fiscal Fara Cubillas Romero.

- Además, se encuentra en proceso de identificación un hombre que fue recibido por Rosa Venegas Mello en el primer piso del Ministerio Público, que llegó pocas horas antes de que se rompiera el lacrado de la oficina de Juan Duarte.

- Otras cuatro personas masculinas y otra de sexo femenino que aparecen en los videos se encuentran en proceso de identificación. Todas, al parecer, tuvieron conocimientos de los hechos ocurridos el sábado 5 de enero.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO