El gobierno anuncia el fin del paro agrario, pero la convulsión social no termina

Expectativa. Un convoy de camiones y camionetas con manifestantes llegó a Lima desde Huánuco. Ellos exigen que se declare en estado de emergencia el agro a nivel nacional y que el gobierno les compre la papa a precio justo. En Huancavelica, donde murió un protestante, el gobernador negó que exista sobreproducción.

Expectativa. Un convoy de camiones y camionetas con manifestantes llegó a Lima desde Huánuco. Ellos exigen que se declare en estado de emergencia el agro a nivel nacional y que el gobierno les compre la papa a precio justo. En Huancavelica, donde murió un protestante, el gobernador negó que exista sobreproducción.

La crisis de la papa continúa. Ayer por la noche mientras el ministro de Agricultura, José Arista, anunciaba en una conferencia de prensa que había llegado a un acuerdo con los productores, una caravana de cuarenta camiones y camionetas llenas de manifestantes se dirigía de Huánuco a Lima.

Algo no cuadraba en el anuncio de paz del gobierno.

Arista apareció acompañado de Fernando Gutiérrez, presidente de la Comisión Nacional de Productores de Papa (Conapropa), y leyó el acta del acuerdo al que llegaron. El ministerio le comprará 7 mil kilos de papa blanca a cada productor en las regiones en las que hay un exceso de cosecha.

El Estado pagará 1 sol por cada kilo. Esto implicará una inversión de entre 40 y 50 millones de soles. El ministro se comprometió a empezar las adquisiciones en un plazo máximo de siete días.

A cambio, el representante de Conapropa anunció que sus agremiados abandonarían el paro. "Hemos firmado un acuerdo para levantar la medida de fuerza", remarcó Gutiérrez ante la prensa.

Pero no todos participaron de la paz. La caravana que partió de Huánuco a Lima llevaba a cientos de descontentos, liderados por Óscar Delgado Lino, presidente del Comité Regional de Lucha Agraria de Huánuco. Hoy buscarán hacerse notar en la capital.

Desmanes en Huánuco

Al mediodía de ayer, antes de que una caravana parta rumbo a Lima, los manifestantes intentaron tomar el aeropuerto de esa ciudad. Bloquearon con piedras la carretera que conduce al aeródromo y se enfrentaron con la Policía, que los reprimió con gases lacrimógenos. Rubén Valdez, periodista local de la radio Studio 5, explica que fueron unos cinco mil manifestantes que llegaron de la provincia de Pachitea y otras zonas altas de la región.

"La masa, la carne de cañón, fueron efectivamente pequeños agricultores, perjudicados por el bajo precio de la papa. Así como empresarios paperos que tienen plata. Pero también hubo gente que no tiene que ver con la papa y que se puso a azuzar y a defender una agenda propia", señala.

Por ejemplo, mencionó entre los azuzadores a Alipio Villar, quien cumplió una sentencia de diez años por terrorismo.

Otro de los rostros visibles en la protesta fue el nutricionista Edwin Miranda, vocero del Comité de Lucha Agraria de Huánuco. "Es una crisis generada por el propio gobierno por la nula planificación agraria", declaró ayer por la mañana a una radio. Y añadió: "También por la importación de papas extranjeras y por la falta de una industria que procese las papas en el país".

Por ejemplo, una industria que les permita a los productores pelar, cortar y embolsar los tubérculos para venderlos a las pollerías.

Miranda dijo que sus demandas eran tres: una, que la Presidencia del Consejo de Ministros declare en estado de emergencia el agro nacional, porque, afirmó, además de la papa, han bajado de precio el olluco y la alverja. Dos, que se destinen partidas presupuestales para comprar el excedente de papa a precio justo. Y tres, que Pedro Pablo Kuczynski aumente de 2,4% a 10% el presupuesto estatal para la agricultura.

Sobre la primera exigencia, el gobierno solo ha declarado el estado de emergencia por 30 días en los distritos de Quichuas y Pichos, en Huancavelica, otro foco de la protesta.

Sobre lo segundo, se puede asumir que lo anunciado por el ministro Arista por la noche podría calmar las cosas.

Ayer en Huánuco los ánimos estuvieron caldeados. Los manifestantes, luego de concentrarse en el puente Esteban Pavletich y en el óvalo de Cayhuayna, salieron a expresar su descontento en ocasiones con palos y piedras. En un momento, se dirigieron al gobierno regional para pedir que les donaran 25 mil galones de gasolina para continuar su protesta a Lima, algo que evidentemente fue rechazado por la vicegobernadora Rosalía Stork.

Pasco y Ayacucho

En Cerro de Pasco, otra de las ciudades movilizadas, se veló el ataúd de Celestino Flores Ventura (43), agricultor papero muerto en la víspera en medio de las manifestaciones. "Recibió una bala en el cuerpo, esa es la versión que hasta este momento se está manejando", dijo el alcalde provincial de Pasco, Rudy Callupe.

Flores vino desde el centro poblado San Miguel de Cuchis, en la provincia de Daniel Alcides Carrión, para sumarse a las protestas. Inicialmente fueron pacíficas, pero la mecha se encendió cuando se enteraron de que el gobernador regional de Pasco, Teódulo Quispe, no estaba en su oficina. Según los manifestantes, tenían programada una reunión con él.

Tampoco estaba el vicegobernador, solo se veía su camioneta. Contra ella se fueron los protestantes, que destrozaron los vidrios a punta de pedradas.

En Huancavelica, donde falleció el miércoles el manifestante Irineo Curiñaupa Campos (27), tomaron un campamento de ElectroPerú, que terminó en llamas. Lo llamativo es que allí la papa no estaría sobrando.

"La sobreproducción de papa en Huancavelica no es cierta porque en febrero recién están en el primer aporque [remoción del cultivo]. En marzo se hace el segundo aporque y la cosecha es en junio, julio y agosto", dijo el gobernador regional, Glodoaldo Álvarez, a La República.

Ayer también se registraron desmanes en Ayacucho, donde los protestantes intentaron tomar el gobierno regional y pincharon las llantas de autos y motocicletas.

Otros acuerdos

- Impuestos. En el acta del acuerdo entre el gobierno y los productores consta que se revisará la política arancelaria de importación de papas prefritas y precocidas.

- Sin cobro. También se acordó que el Minagri coordine con la Municipalidad de Lima para eliminar el cobro del ingreso de los agricultores al mercado mayorista de Santa Anita.

Cronología

- Paro preventivo. Ante la caída del precio de la papa, miles de productores protestan los días 9, 10 y 11 de enero para llamar la atención de las autoridades.

25 enero 2018

Campesinos de Puno, La Libertad, Cuzco, Arequipa, Apurímac, Junín, Ayacucho, Huancavelica y Huánuco se reúnen con funcionarios de Agricultura en Andahuaylas. No se llega a acuerdos.

26 enero 2018

La Comisión Nacional de Productores de Papa (Conapropa)hace llegar al despacho del ministro de Agricultura, José Arista, propuestas de solución y alternativas en cuanto a la plataforma de lucha de los campesinos. Estas tienen que ver con la declaratoria de emergencia agraria, no a la importación de papa precocida, revisión y modificación del TLC, los altos intereses que aplica Agro Banco a los agricultores y otros.

30 enero 2018

Los campesinos anuncian una huelga indefinida. Según sus dirigentes, la suspenderán si se declara el agro en emergencia, se asigna mayor presupuesto para la compra de papa.

31 enero 2018

Se intensifica la protesta y los enfrentamientos. En Pasco fallece Celestino Flores, y en Huancavelica Erinero Coriñaupa. En Quichuas, Huancavelica, se generan incendios.

1 febrero 2018

Huánuco es sitiada por los manifestantes que han desbordado a la policía. Las movilizaciones continúan en Huancayo, Huancavelica, Ayacucho y Pasco. La carretera central sigue bajo control de los manifestantes. Por la noche el ministro de Agricultura, José Arista, anuncia los acuerdos que llegó con los dirigentes de la Comisión Nacional de Productores de Papa (CONAPROPA).

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO