LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Mundo

Muere el niño que se atragantó con un chupetín mientras corría en su escuela

El esfuerzo de los profesionales de salud no fue suficiente para mantener con vida al pequeño. “No es algo que pase habitualmente”, sostuvo el médico.

La golosina le produjo "atragantamiento y asfixia", informó el director del Hospital Privado de Córdoba, José Revigliono. Foto: Clarín
La golosina le produjo "atragantamiento y asfixia", informó el director del Hospital Privado de Córdoba, José Revigliono. Foto: Clarín
Mundo LR

Tragedia. El niño de 10 años que se encontraba internado en el Hospital Privado de Córdoba (Argentina) tras haberse atragantado con un chupetín mientras jugaba con sus amigos en su escuela murió este viernes 1 de julio, informaron las autoridades del nosocomio.

“Lamentablemente, acaba de fallecer el niño. Les pedimos la mayor de las discreciones en este momento tan difícil para toda la familia”, fue el comunicado que envió el centro de salud.

El accidente que acabó en tragedia ocurrió en el Colegio Fasta Villa Eucarística, en el sur de la capital cordobesa. El niño que jugaba durante el recreo de su escuela se cayó al suelo y se tragó un chupetín que llevaba en la boca.

Accidente fatal

El menor llegó al nosocomio con un notorio cuadro de ahogamiento y asfixia. Después de un tiempo, su estado de salud empeoró y sufrió un paro cardiorrespiratorio. Ante la complejidad del caso, el alumno fue derivado al Hospital Privado de Córdoba, lugar en el que permanecía internado.

José Revigliano, doctor y director de la institución, confirmó que previo al traslado debieron realizarle una laringoscopia para lograr retirarle la golosina que se encontraba alojada en su interior y poder suministrarle oxígeno.

“Su estado es de reserva absoluta. Está en un estado crítico”, reportó Revigliano, que destacó que su evolución es monitoreada “minuto a minuto”.

Lazy loaded component

A poco más de haberse cumplido dos días del accidente, el médico señaló que “las primeras 24 o 48 horas son esenciales y vitales en el manejo y estabilidad de sus signos vitales. De acuerdo a eso vamos a evaluar cómo continuamos”.

Sin embargo, el esfuerzo de los profesionales no fue suficiente para mantener con vida al pequeño. “No es algo que pase habitualmente”, sostuvo el doctor.